PRESIDENTE ELECTO DUQUE SE HA COMPROMETIDO CON VARIAS
10 reformas que ‘hereda’ el nuevo Congreso

Foto archivo El Nuevo Siglo

El Congreso de la República que hoy instalará en la agonía de su gobierno, el presidente Juan Manuel Santos, de entrada recibirá la ‘herencia’ que le dejan los anteriores parlamentos y gobiernos de una serie de reformas vitales para el país y que se han venido aplazando, unas por más tiempo que otras. Algunas de éstas hacen parte de la agenda legislativa que presentará el electo presidente Iván Duque.

 

1. Justicia

Desde hace tiempo se ‘pide a gritos’, más ahora por los escándalos de corrupción en que se vieron envueltos por su supuesta participación el entonces magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Pretelt, y el magistrado de la Corte Suprema, Gustavo Malo. Modificar la estructura y el sistema del gobierno en la Rama Judicial ha sido la mayor dificultad en materia de ajustes a la Constitución de 1991. En su primer mandato, el presidente Santos promovió una reforma de importante calado, pero al momento de promulgarla se dio cuenta que en la conciliación le incluyeron al texto una serie de micos que en algunos casos favorecían a los magistrados.

En el segundo mandato el Gobierno sacó adelante en la Reforma de Equilibrio de Poderes algunos ajustes a la justicia, pero la mayoría de los cambios se cayeron en el control constitucional.

El entrante presidente ha anunciado una reforma en este sentido.

 

2. Política y electoral

Las falencias del sistema político y electoral en Colombia están más que diagnosticadas, pero no por ello se ha avanzado sustancialmente en corregirlas. Los intentos en este Gobierno por aprobar una reforma al respecto en el Congreso, pese a tener mayorías durante gran parte del cuatrienio, fracasaron. Incluso se convocó una Misión Electoral Especial de Reforma Política, cuyas recomendaciones fueron entregadas al Ejecutivo a comienzos del año pasado. Se llevó luego un proyecto, bastante recortado, al Congreso para ser tramitado bajo el amparo del ‘fast track’, por estar derivado del acuerdo de paz, pero se hundió tristemente en noviembre pasado.

También en este tema, el entrante presidente ha anunciado una reforma.

 

3. Acuerdo de paz

 

Los dieciséis escaños para las víctimas en la Cámara fue una de las partes del acuerdo de paz que no logró salir adelante el año pasado por el fast track en el Congreso. Luego, en abril pasado, se presentó una iniciativa de origen parlamentario con el consenso de varios partidos. Sin embargo se hundió en junio sin debate.

El mes pasado después de que el Centro Democrático logró hacer aprobar cambios a la JEP en la ley que fija las normas de procedimiento, la senadora Paloma Valencia aseguró que el presidente electo Duque tiene definidos los ajustes que vía legislativa le hará al acuerdo. En materia de representantes de víctimas, dijo que “en el Congreso deberán asignarse unas curules para las víctimas y los miembros retirados de la Fuerza Pública que hayan sido víctimas de crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra”.

Para la implementación del acuerdo de paz se han expedidos 97 normas entre leyes y reformas constitucionales aprobadas por el pasado Congreso. No obstante, quedan varias iniciativas pendientes del fast track y otras que no alcanzaron a radicarse.

Hay que esperar si la administración Duque lleva al Parlamento lo que está pendiente de la implementación del acuerdo o deja una parte de lado por los ajustes que se propone hacer.

 

4. Tributaria

Expertos y entidades como Fedesarrollo insisten en la necesidad de una nueva reforma tributaria que debería presentar el nuevo gobierno este año. La misma deberá contemplar un nuevo régimen impositivo que ataque no solo la evasión y elusión sino que los tributos sean más equitativos.

El presidente electo Duque dijo que el país necesita una reforma fiscal integral que corrija los grandes problemas de calidad y eficiencia del gasto público, y que permita tener un sistema tributario sencillo, transparente, confiable y con tarifas competitivas que reduzcan la evasión, fomenten la inversión, la expansión empresarial y una mayor formalización laboral.

 

5. Pensional

El saliente Gobierno no encontró el espacio en ocho años para hacer esta reforma, a pesar de que tanto el presidente Santos como sus ministros reiteraron el diagnóstico que indica que a mediano plazo la sostenibilidad financiera del sistema está en peligro. También es indiscutible que la cobertura continúa siendo muy baja, ya que una gran parte de los colombianos en edad productiva no cotizan para su jubilación.

Duque anunció que hará esta reforma conservado Colpensiones, pero eliminando la competencia entre el Régimen de Prima Media y el Régimen de Ahorro Individual.

 

6. Tierras

El acuerdo de paz despertó un asunto que estuvo dormido por años, como es la necesidad de aprobar la ley de tierras, no obstante el Gobierno no logró presentar la iniciativa en el periodo que duró el fast track en el Congreso ni posteriormente, enredada en los vericuetos de la consulta previa.

Esta norma es reclamada por los campesinos y por los propios gremios del sector, como el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya, quien recalcó que es necesaria para la seguridad jurídica.

La iniciativa de Santos contemplaba, entre otros, desarrollo del campo, baldíos y combate al minifundio.

 

7. Código Minero

Después de que la Corte Constitucional tumbara la Ley 1382 de 2010, recobró vida el antiguo Código Minero (Ley 685 de 2001). La administración Santos manifestó luego que insistiría en esta reforma, pero nunca logró sacarla en la consulta previa.

Esa demora ha sido grave para la actividad minera y petrolera ya que, de un lado, es la jurisprudencia de las altas Cortes la que está fijando las reglas de juego del sector y, de otro, hay una alud de consultas populares buscando prohibir o restringir la industria extractiva.

 

8. CAR

Desde el principio del primer mandato del presidente Santos se insistió en la necesidad de reformar las Corporaciones Autónomas Regionales, no obstante finalmente no llevó el proyecto en este sentido al Congreso.

En 2012 el entonces ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, dijo que “con esta segunda ola invernal nuevamente surge un cúmulo de críticas sobre la forma en cómo se manejan estas corporaciones, sobre el destino que tienen en muchos casos sus recursos. No podemos aplazar por más tiempo la reforma”.

El debate revivió esta semana, ya que la Contraloría reportó hallazgos fiscales por 100.000 millones de pesos en diez CAR.

 

9. Sistema General de Participaciones

Esta reforma ya no da más espera. En ello coinciden el Gobierno, el Congreso, los gobernadores, los alcaldes y el contralor General de la República, Edgardo Maya, entre otros. El Sistema General de Participaciones es un mecanismo establecido en el artículo 356 de la Constitución para garantizar a departamentos y municipios los recursos para atender los servicios a cargo, producto de la descentralización administrativa.

 

10. Reforma penal

Una iniciativa en este sentido es requerida desde hace tiempo para mejorar las condiciones del sistema penitenciario, hacer un uso racional de la prisión y fortalecer las instituciones. La reforma tendría como eje una revisión del Código Penal para tomar decisiones sobre descriminalización de algunas conductas.