ESTARÁ UBICADO EN FLANDES, TOLIMA
Invierten US$75,5 millones en primer proyecto de carga

Foto cortesía

Con una inversión de US$75,5 millones, se construirá el primer proyecto de carga del país que podrá almacenar 50 millones de toneladas de productos.

Esta megaobra se convertirá en una plataforma multimodal aprovechando su ubicación en Flandes, Tolima, un eje que conecta las principales vías del país.

Este proyecto que ha generado gran expectativa en el mercado de logística del país ya que contará con exención tributaria para nuevas empresas generadoras de empleo en la zona de expansión.

Esta gran obra de infraestructura y primer proyecto de carga a nivel nacional, se desarrolla en el centro del país, específicamente en Tolima en los terrenos de Mar Adentro, aprovechando las vías 4G, el objetivo del programa vial de cuarta generación es poner al día a Colombia en materia de infraestructura de transporte.

Además mediante vías férreas, el aeropuerto, la conectividad multimodal y su cercanía al río Magdalena ayudarán a la nación a trascender en escenarios involucrados con experiencias de integración y apertura económica, logrando la articulación de la economía a escala internacional, nacional, regional y local, permitiendo la conexión organizada entre cadenas productivas.

Construcción

El proyecto estará en un área construida de 800.000 metros cuadrados, que almacenará hasta 50 millones toneladas anuales en diversos productos, para su desarrollo cuenta con una inversión estimada en 75,5 millones de dólares que será asumida por el sector privado. Una de las principales expectativas que tienen los actores del mercado es lograr la consolidación de la carga en un solo punto, es decir que esta obra se convierta en un puerto de distribución terrestre que permita agilizar los procesos comerciales y disminuya los tiempos de entrega.

El Ministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez; el director de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Dimitri Zaninovich Victoria; Jairo Herrera Murillo, presidente de Asecarga, representantes de la constructora NIO le apostaron al proyecto para consolidar en el tiempo el movimiento de carga en el país.

En esta zona las empresas van a encontrar un servicio donde se pueda almacenar la mercancía, si un vehículo de carga pesada viene con 34 toneladas de carga, la mercancía se podrá reempacar y movilizar en transportes más rápidos y eficientes para su destino final.

Flandes fue elegido de manera estratégica, pues según Jorge Iván Márquez, gerente de Clix, “desde este punto se podrá consolidar la carga que llegue desde Buenaventura y la Costa Caribe, al igual que de las mercancías que salgan del sur del país.

 Entre los objetivos concretos que deben satisfacer la plataforma para su exitosa aplicación, están el ofrecer oferta de suelo competitivo que permita desarrollar las actividades logísticas, concentrar las operaciones logísticas para maximizar la eficiencia de actividad (stock, número de actividades, reducir transportes), fidelizar los flujos de mercancías en una zona y captar nuevos flujos y reducir las inversiones en infraestructuras.

Pero además esta obra va a descongestionar el tráfico en las zonas urbanas y suburbanas, promocionar socioeconómicamente la zona mediante la creación de empleo y mejora de la competitividad), facilitar los cambios modales de transporte y prestar servicios agregados que permitan ofrecer mejor calidad al proceso productivo y logístico (etiquetado, envasado)

En cuanto al mercado potencial, en 2016 un total de 201.846.979 toneladas ingresaron por los 10 puertos con los que cuenta actualmente Colombia, de estos dos están en el Pacifico, uno en Tumaco y otro en Buenaventura, por este último ingresa un 35% del comercio exterior, de este número un 30% queda en el sur occidente y el 70% llega al interior utilizando las vías 4G que cruzan por Flandes, de ese porcentaje más de la mitad vuelve a salir procesado a diferentes zonas del país.

Colombia se encuentra en un punto donde se ha dado cuenta lo importante que es tener un sistema interconectado de transporte, ya que con esta estructura se influiría de manera positiva en la fluidez del transporte tanto interno como internacional, que eventualmente incrementaría los niveles de competitividad y posicionaría al país en un punto atractivo para el comercio internacional.