Hijos de Santos y Uribe en "guerra"

Foto Montaje El Nuevo Siglo

El jefe de Estado, Juan Manuel Santos, dijo en días pasados que no interferirá en el próximo gobierno de Iván Duque.

“Soy de los que considero que los presidentes tienen su oportunidad mientras están de presidentes y que los ex presidentes son como jarrones chinos que no saben dónde ponerlos. Y me voy a dedicar a consentir a mi nieta, fui abuelo por primera vez, a la academia, a escribir, pero no a intervenir ni a interferir en el próximo Gobierno. Espero que el presidente electo sea quien tome las decisiones, quien gobierne y que no se deje manipular o manosear o influir. No sé realmente a estas alturas qué va a hacer el ex presidente Uribe. Esperaría que dejara gobernar al presidente electo sin interferencias”, dijo.

Lea también: Primer choque entre Santos y Duque por JEP

Tomando literalmente estas palabras del jefe de Estado resultaría  en que se ponga punto final a la controversia con Uribe que se vio en estos últimos 8 años.

No obstante no se podría decir lo mismo con lo que sucedería de aquí en adelante con los hijos de ambos, que siguen activos en las redes en la controversia: los primeros para desde ya, aparentemente, hacer oposición al gobierno de Iván Duque y los segundos para fustigar el legado que dejará la actual administración.

En las últimas horas, Tomás Uribe, el hijo menor del expresidente, puso en su Twitter el hashtag #GobiernoSantosMintió.

Tomás Uribe también trinó que “Santos nos deja un país endeudado, nadando en coca, en el albor de una nueva oleada de violencia, con instituciones deslegitimadas por su excesiva capacidad de corromperlas, con el socialismo radical en su máxima expresión. Premio Nobel del engaño, de la traición a su pueblo”.

También el hijo menor de Uribe tuiteó que “el #EfectoDuque se empieza a sentir en la economía. Hay un cambio notable de ánimo económico desde la elección del presidente @IvanDuque. @CeDemocratico es garantía de una economía próspera”. Y días antes, a propósito de la masacre de siete personas en el municipio de Argelia (Cauca), escribió que “apenas comienzan las consecuencias de la falsa paz de Santos”.

Mientras que el hijo mayor del expresidente, Jerónimo Uribe, trinó que “los antiguos socios militares (Eln, disidencias, Bacrim) y los recientes socios políticos (Santos: reelección 2014) de Gustavo Petro son los únicos responsables del auge del narcotráfico y la violencia en Colombia”.

También en los últimos días posteó que “en aras de una paz espuria, Santos acolitó el secuestro de F. Balda y entregó a L. Saleh al régimen de Maduro. Hoy nadamos en coca y vuelven las masacres. Tanta arbitrariedad en vano”.

Por su parte Martín Santos, el hijo mayor del actual jefe de Estado, publicó ayer que “más allá de burlas con el video del Rey, queda claro que Uribe siempre será la carta de presentación de Duque, quien gobernará coaccionado con rienda corta”. También trinó que “Maduro y Duque ganan si tensión entre países se agrava. El primero lo usará para distraer a su país y el segundo para conseguir respaldo ciudadano. El que pierde será el pueblo”.

En tanto Esteban Santos, el hijo menor de Santos, tuiteó hace algunos días: “Increíble que después del ingreso de Colombia a la OCDE, a la OTAN y el triunfo de Duque, haya uribistas que todavía digan que Santos le entregó el país a la “far”.