FRANCIA, EL EQUIPO QUE MÁS JUGADORES APORTA
El 11 ideal del Mundial de Rusia

AFP

Todavía quedar por jugarse la final del Mundial de Rusia pero aun así ya se tiene una idea clara del que sería el equipo titular, por el rendimiento que tuvieron a lo largo de los 60 partidos que se han disputado.

Justamente uno de los finalistas, Francia, que para muchos es la gran favorita, aporta una buena cantidad de sus jugadores a este 11 ideal, más un suplente en algunos de los puestos.

Algunos argumentan que en el torneo se presentaron tantos “batacazos” por el bajo desempeño de las figuras, estilo Messi o Neymar. En esta oportunidad, pesó  más el trabajo en equipo, que el brillo de una estrella. Por ejemplo, deportistas como Kanté, Pogba, Modric o Hazard sobresalieron en el campeonato, llevando a sus selecciones a lo más alto.

Una prueba más del trabajo en equipo fue la clasificación de Croacia, que le remontó un marcador a Inglaterra que parecía perdido y espera robarle la cartera a Francia como ocurrió en la Eurocopa 2016, cuando los galos perdieron en Paris frente a Portugal.

EL NUEVO SIGLO se dio en la tarea de hacer lo que sería el 11 ideal que ha dejado el campeonato en Rusia:

Arquero

Hugo Lloris: El guardameta francés metió a su selección a la final con varias atajadas clave en el encuentro de semifinales ante Bélgica. Lloris juega con el Tottenham y es el capitán tanto de los galos como de los Spurs y a sus 31 años cuenta con la experiencia suficiente para encarar partidos de esta índole.

Defensas:

Benjamin Pavard: Una de las grandes apuestas que presentó Didier Deschamps, entrenador de Francia, fue el joven lateral derecho del Stuttgart y que acaba de pasar al Bayern Múnich. Pavard le anotó un golazo a Argentina que eliminó los sueños de Leo Messi y compañía y le brindó a su país una alternativa importante.

Raphael Varane: También con Francia, Raphael Varane le marcó un gol a Uruguay en los cuartos de cabeza. Asimismo, llegó a este torneo en un gran nivel luego de ganar la Champions con el Real Madrid y ratificó su buena forma en Rusia, completando una dupla de centrales equilibrada con Samuel Umtiti.

Jahn Vertoghen: Bélgica se topó con el Mundial luego de hacer una eliminatoria positiva. Una de las razones que le permitió a los diablos rojos llegar hasta la semifinal fue la solidez de su defensa, que formaba en línea de tres. Vertoghen juega en el Tottenham, donde comparte la saga con Dávinson Sánchez y Anderwiled.

Diego Laxalt: El uruguayo realizó un gran torneo con los charrúas, en donde perdieron con Francia, firme candidato al título. La misión de Laxalt no era sencilla, pues debía cubrir la banda izquierda y suplir la ausencia de Pereira, uno de los jugadores insignia de la defensa sudamericana.

Mediocampistas:

N’golo Kanté: Para muchos, el mejor jugador del torneo. El centrocampista del Chelsea se convirtió en el elemento de equilibrio en la zona de volantes de Francia. La temporada pasada, Kanté fue considerado el jugador más importante de los blues en la Premier League, y no es para menos, pues su trabajo es silencioso pero eficaz.

Paul Pogba: Criticado por los hinchas del Manchester United, Pogba silenció a las personas que lo llamaban como un jugador sobrevalorado. Hace unas campañas, el volante dejó la Juventus con un valor de 100 millones de euros, cuestión que fue un valor de controversia. En el Mundial, le brindó a Kanté una mano con la recuperación, y otra a los volantes mixtos con la salida, confirmando que si cuesta el dinero invertido por los diablos rojos.

Luka Modric: El centrocampista del Real Madrid fue el capitán de Croacia y lo llevó hasta la final. El liderazgo de Modric se evidenció en varios momentos, pues su selección jugó extra tiempo en tres partidos, uno con Dinamarca, el segundo frente a Rusia y el tercero ayer ante Inglaterra. Modric no dejó de correr a pesar del desgaste físico que implicó jugar más de 120 minutos en la misma semana.

Eden Hazard: Un hombre que está inconforme con la directiva del Chelsea, sacó adelante el ataque de Bélgica. Hazard fue el líder en la zona ofensiva del plantel, y logró ganar un boleto a las semifinales. En caso de que no se solucione el conflicto entre el Chelsea y el mediapunta, el Real Madrid buscaría su fichaje.

Delaneteros:

Kylian Mbappe: Con tan solo 19 años de edad comandó el ataque de Francia y fue la figura por delante de Griezmann. El delantero del Paris Saint Germain espera alzar la Copa del Mundo para igualar la marca de Pelé. Además, su futuro podría estar en el Real Madrid. En la selección gala, sin Neymar al lado, se le ha visto suelto, atrevido, veloz y habilidoso.

Harry Kane: El artillero del Tottenham llevó la banda de capitanía de la selección Inglesa. En total, Kane marcó seis goles en el campeonato, demostrando que es uno de los mejores delanteros del mundo. Los Spurs lo amarraron con una cláusula de recesión superior a los 200 millones en caso de que algún plantel pretenda llevárselo.

Suplentes:

Thibaout Courtois: El portero de Bélgica fue clave en el partido de los diablos rojos ante Brasil, enviando por los suelos las esperanzas de Neymar.

Yerry Mina: Anotó tres goles en el torneo siendo un defensa, lo que ocasionó que el Barcelona retrasara una posible transferencia del cafetero.

Paulinho: Es cierto que Brasil dejó debiendo mucho en esta edición, sin embargo, uno de los pocos jugadores que marcó la diferencia fue el centrocampista, que decidió regresar a la Superliga China.

Rahem Sterling: Además de Kane, en el ataque de Inglaterra resaltó Sterling, que no es muy bueno para definir, pero es hábil para generar espacios en el área rival.

Romelu Lukaku: El delantero del Manchester United se jugó un partidazo ante Brasil y además le dio una mano a Eden Hazard. Lukaku mejoró su desempeño con los diablos rojos, pues en otros torneos, quedó lejos de su mejor versión.