Izquierda, ¿sin candidato presidencial?

Foto Montaje El Nuevo Siglo
Las coaliciones que se vienen formando con el santismo, uribismo e independientes así como las nuevas realidades que se presentan en el país, no darían para que un aspirante se presente a nombre de la izquierda, como sí sucedió en los años 2006, 2010 y 2014

________________
El momento de cambio que vive el país a raíz del acuerdo de paz y una mirada más integral de lo que debería ser la Colombia del Siglo XXI, influirían para que en las elecciones presidenciales del próximo año, la izquierda no pueda presentar un candidato a su nombre y que defienda sus tesis tradicionales.

Es más, en esta nueva realidad que ya se palpa en el país, no cabe hablar de la existencia en nuestro espectro político de izquierda o derecha, según dijo a EL NUEVO SIGLO, Aurelio Suárez Montoya, columnista de diferentes medios y quien fue candidato a la Alcaldía de Bogotá por el Polo Democrático Alternativo en las elecciones de 2011.

Uno de los grandes problemas en la historia de la izquierda colombiana es que por lo general ha estado atomizada y lo único que la une son algunas tesis como la defensa de las clases sociales menos favorecidas, la repulsa al liberalismo económico internacional a favor de los intereses de las transnacionales y la entrega a las multinacionales de la riqueza nacional.

No obstante ello no ha sido óbice para que las diferentes facciones de esta tendencia política terminen uniéndose para las elecciones presidenciales en torno a un candidato.

Así se vio en los comicios de 2006 en torno al jurista Carlos Gaviria, quien a nombre del entonces joven Partido Polo Democrático logró 2.613.157 votos, después del triunfador Álvaro Uribe, quien alcanzó 7.397.835 votos.
Los resultados en materia de votos que logró Gaviria Díaz en esa oportunidad son los más importantes hasta ahora en la historia de la izquierda colombiana.

También la izquierda se unió en los comicios presidenciales de 2010  en torno a la aspiración de Gustavo Petro, quien se presentó a nombre del Partido Polo Democrático.

En esa oportunidad, Petro obtuvo 1.329.512 votos en la primera vuelta. La suya fue la cuarta votación detrás de Germán Vargas Lleras, Antanas Mockus y Juan Manuel Santos. Este último obtuvo 6.758.539 votos.

En las elecciones presidenciales de 2014, nuevamente la izquierda se unió alrededor del nombre de Clara López Obregón, en esta oportunidad con el propósito de brindarle una oportunidad a la paz dando continuidad a la negociación de paz con las Farc, que desde finales de 2012 adelantaba el gobierno del presidente Santos Calderón en La Habana.

En esos comicios, López, quien se presentó a nombre de la coalición del Polo Democrático y la Unión Patriótica, alcanzó en primera vuelta 1.958.414 votos, la cuarta votación atrás de Marta Lucía Ramírez, Juan Manuel Santos y Oscar Zuluaga.

Las cartas

Las cartas que ha exhibido  la izquierda colombiana para los comicios presidenciales de mayo del año próximo son hasta el momento, y seguramente no serán más, el senador del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo; la exsenadora Piedad Córdoba; la exministra Clara López y el exalcalde Gustavo Petro.

Robledo ya es candidato para el 2018, pues el Comité Ejecutivo del Polo lo designó hace varios meses porque al cerrarse el periodo de inscripciones, era el único inscrito.

El escenario que todos esperaban que se diera era que Robledo y Clara López disputaran en una consulta quién sería el candidato. Ello no se dio porque en el momento en que la colectividad tomaba las decisiones sobre el particular, López oficiaba como Ministra de Trabajo.

Esta situación llevó a López a renunciar al Polo Democrático, poco después de que en mayo pasado dejara la cartera de Trabajo con el tiempo suficiente para no  inhabilitarse en su aspiración presidencial en 2018.

La exministra inscribió la semana pasada su movimiento para recoger las más de 300 mil firmas necesarias para presentarse como candidata.

Una coalición del uribismo, una coalición del santismo y una coalición independiente. Eso es lo que se está conformando: Suárez

Igualmente, Petro inscribió el viernes pasado su comité de recolección de firmas.

Se espera que Piedad Córdoba haga lo propio en las próximas semanas para inscribirse con el respaldo de firmas ciudadanas, teniendo en cuenta que la Marcha Patriótica, donde es una de las principales dirigentes, no tiene personería jurídica que le permita entregar el aval a la exparlamentaria.

Coaliciones 

Desde el Partido Alianza Verde los senadores y precandidatos de esa colectividad, Claudia López y Antonio Navarro, vienen promoviendo una coalición independiente para presentar un candidato presidencial en el 2018, como alternativa a las cartas que lancen el santismo y el uribismo.

Ya se han realizado varias reuniones con la participación de los precandidatos Claudia López, Antonio Navarro, el senador polista Jorge Robledo y el exgobernador Sergio Fajardo.

No obstante, la discusión de ellos por el momento no pasa de la búsqueda de coincidencias en sus tesis y propuestas, como la lucha contra la corrupción, para luego, si es posible, discutir y ponerse de acuerdo sobre el mecanismo para la escogencia del candidato único.

En estas reuniones no han sido invitados hasta el momento la exministra López ni el exalcalde Petro, a pesar de que ellos han  manifestado la necesidad de una coalición de sectores independientes para pelearle la presidencia al santismo y al uribismo en las próximas elecciones.

Como se ve el panorama por el momento se ve difuso en materia de la posibilidad de que ligue una coalición de la izquierda con los independientes. Más difícil parece que los candidatos considerados de  izquierda (Petro, Córdoba, Clara López y Robledo) se pongan de acuerdo acerca de un candidato único.

Otro escenario 

Suárez le dijo a este Diario “creo que la categoría de izquierda, que se ha vuelto un ámbito tan indefinido, ya no va en un análisis electoral”. Agregó que son tres coaliciones para 2018: “Una coalición del uribismo, una coalición del santismo y una coalición independiente. Eso es lo que se está conformando, y no cabe analizar eso dentro de derechos o izquierdos porque, por ejemplo, tan de derecha es Santos como Uribe”.

Agregó que la coalición independiente se ha venido formando, que “es la de Fajardo, Jorge Robledo, Antonio Navarro y Clara López. Veo a sectores como la antigua Unión Patriótica, como Petro, como Clara López salida del Polo alineándose con el santismo con la propuesta de De la Calle. A Piedad Córdoba la veo también allá”.

Por su parte Felipe Cárdenas, profesor de Actualidad Política de la Universidad de La Sabana, le dijo a este periódico que “la llegada de una izquierda ligada a las Farc, pues que tuvo un pasado violento, de una u otra manera va a imponer probablemente un pensamiento dogmático, un poco mimetizado dentro de los esquemas democráticos. Pero esas visiones dogmáticas de la izquierda probablemente van a romper la unidad de lo que podemos llamar la izquierda democrática de Colombia, que está probablemente más sintonizada con las discusiones académicas mundiales en torno al papel de las nuevas izquierdas”. 

Síganos en nuestras redes sociales:

@Elnuevosiglo en Twitter

@diarionuevosiglo en Facebook

Periódico El Nuevo Siglo en Linkedin