El tri va por la clasificación ante Corea del Sur
México entrena por última vez en Moscú

AFP

México se despidió de Moscú con una última sesión a puerta cerrada, este jueves en las instalaciones del Dinamo de Moscú, antes de trasladarse al aeropuerto para tomar un avión con destino a Rostov, donde el sábado jugará contra Corea del Sur (15h00 GMT).

El Tri se convirtió en la sensación del Mundial al derrotar 1-0 a Alemania, que iniciaba la defensa de su título, el domingo en el Estadio Luzhniki de Moscú. Corea del Sur debutó con una derrota ante Suecia por el mismo resultado.

Desde el triunfo ante la Mannschaft, los focos han apuntado con mayor intensidad al grupo dirigido por Juan Carlos Osorio, que ha completado cuatro entrenamientos en la ciudad deportiva en la que se hospeda.

El único punto negativo de los últimos días para el Tri ha sido la sanción de la FIFA a la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), una multa de 8.600 euros, por los cánticos "discriminatorios e insultantes" de sus seguidores ante Alemania.

Varios medios de comunicación informaron de que mexicanos profirieron insultos homófobos ("puto") contra el portero alemán, Manuel Neuer, cada vez que tocaba la pelota. 

La FMF ha multiplicado los mensajes en las redes sociales para pedir a los casi 40.000 hinchas del Tri presentes en Rusia que eviten este insulto. La FIFA advirtió que "puede enfrentar sanciones adicionales por nuevas ofensas de este tipo".

Además Osorio reveló en una entrevista de televisión algunos de los secretos del triunfo del domingo.

"Una de las cosas difíciles fue darle minutos a los jugadores que lo necesitaban sin enseñarle mucho a Alemania, por eso Miguel (Layún) nunca comenzó en banda, como sí lo hizo ante ellos. Fue muy difícil aguantar las críticas, sabiendo que ese no era el once (en los amistosos)", señaló.

Además Osorio habló del planteamiento para el partido del sábado: "Corea juega un 4-1-4-1 o un 4-2-3-1, para nosotros es el momento de demostrar que podemos ser protagonistas, hay una gran diferencia entre jugar con potencias. Ahora tenemos la obligación de ir a buscarles, históricamente somos más que el rival y les tenemos que imponer nuestras condiciones".