RECUPERACIÓN EN EXPORTACIONES Y COMERCIO
Indicadores marcan repunte de economía

Foto archivo

De acuerdo con los indicadores líderes la economía muestra un panorama más alentador para el segundo semestre del año. Sin embargo, esta recuperación será gradual y no muy significativa como para que se desborde el crecimiento de otros años.

Los analistas consideran que tras varios periodos de más sombras que luces, la economía colombiana inició su proceso de recuperación gradual en los primeros meses de 2018. En el primer cuarto del año, la mayoría de los indicadores líderes exhibieron incrementos significativos frente a lo reportado un año atrás. Esto se hace particularmente evidente en las cifras de crecimiento económico, en las que se observa el ritmo de expansión más alto de los últimos 8 trimestres.

Asimismo, el sector externo ha contribuido de manera importante a la reactivación de la actividad económica.

Indican los analistas económicos del Bancolombia, que la demanda externa por productos colombianos ha evidenciado mayor tracción desde finales de 2017. Las exportaciones crecen a tasas de dos dígitos y se destaca el comportamiento de las ventas al exterior de productos no tradicionales. No obstante, resulta importante mencionar que la canasta exportable tradicional se ha beneficiado de la recuperación parcial que han experimentado los precios de los productos básicos, en especial el del petróleo.

Asimismo, los resultados de inflación han favorecido las decisiones de política monetaria. El Banco de la República, a la luz de un panorama inflacionario más despejado, ha tomado una postura más expansiva lo cual favorece al crecimiento de la actividad productiva. “Sin embargo, consideramos que el nivel actual de la tasa de referencia concilia el frente económico con su contraparte inflacionaria, razón por la cual no prevemos movimientos adicionales”, sostienen los expertos.

De otro lado, los indicadores de confianza coincidieron en terreno positivo por primera vez luego de más de dos años. Tanto consumidores como empresarios empiezan a experimentar un cambio de tendencia en su situación actual, lo cual ha llevado a una corrección de sus expectativas con respecto a la economía en los próximos meses.

Crecimiento

En el primer trimestre de 2018, la economía se expandió a un ritmo de 2,8% anual. Este resultado se ubica 2 puntos y 1,4 puntos por encima de los resultados reportados para el primer trimestre del 2017 y el cuarto trimestre del 2017, respectivamente. Vale la pena mencionar que en esta ocasión, el DANE publicó la nueva metodología de cuentas nacionales con año base 2015. De los 12 sectores que se incluyen en el nuevo sistema de cuentas nacionales, 10 registraron expansión en términos anuales. Entre estos, se destacan las actividades financieras y de seguros, la administración pública y defensa y la información y comunicaciones con crecimientos de 8,4%, 7% y 6,4% anual. Resaltamos que el comercio creció por encima del total de la economía luego de 5 periodos consecutivos de bajas expansiones.

Sin embargo, la minería y la construcción continúan en terreno negativo. No obstante, el sector minero mostró síntomas de recuperación al experimentar una contracción menor a la observada en el mismo periodo del año pasado. Por el lado de la demanda, el consumo continúa como el rubro que explica el crecimiento de la economía. En efecto, el gasto en consumo final se expandió a un ritmo de 3,3% anual, explicado principalmente por el comportamiento favorable del consumo de los hogares que creció 2,3% anual.

En rojo el capital

Destacan los analistas que tras expandirse 1,3% anual en el último trimestre de 2017, la formación de capital se contrajo 5,6% anual. “Consideramos que el ciclo electoral ha retrasado las decisiones de inversión de los agentes de la economía. Reiteramos nuestro pronóstico de crecimiento de 2,5% para todo 2018. De hecho, esperamos que este año sea el primer paso de un proceso de recuperación prolongado. No obstante, resaltamos que los crecimientos esperados para este y los próximos años continuarían por debajo de la tasa de expansión potencial de la economía, que calculamos se encuentra entre 3,2% y 3,4%”, sostienen.

Mejora la confianza

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) reportó se ubicó en 1,5%, de acuerdo con Fedesarrollo. El resultado es destacable toda vez que desde enero de 2016 el indicador se encontraba en números rojos. Esta recuperación fue posible gracias al avance de los dos componentes del ICC. Por su parte, la evaluación de la situación actual que hacen los hogares se tornó menos negativa (-0,1%).

“Esperamos que la recuperación de este indicador se prolongue. Estimamos valores positivos para el ICC en lo que resta del año producto de un panorama económico más favorable para las familias por cuenta de menores tasas de interés y un ritmo inflacionario controlado. Sin embargo, algunos aspectos harían que tal recuperación sea más gradual: el ciclo electoral y los niveles ascendentes de desocupación”, señalan los economistas.

El déficit

En el primer cuarto del año, el saldo negativo en la cuenta corriente de la balanza de pagos de Colombia totalizó US$2.830,7 millones. Esta cifra representa una corrección de US$593,48 millones con respecto al primer trimestre del 2017 (US$3.424,17). Como porcentaje del PIB, este déficit representó el 3,5% en el primer trimestre de 2018, 1,2 puntos por debajo de lo reportado en el primer trimestre de 2017 (4,7%). La corrección en el déficit se explica por el comportamiento de la cuenta de bienes y servicios. Aunque aún refleja una posición deficitaria del país, ésta registró un desbalance menor al pasar de US$ 2.564,1 millones a US$1.761,2 millones.

Exportaciones

En lo que ha trascurrido de 2018 se han observado crecimientos de doble dígito en las exportaciones, muestra de que la actividad productiva a nivel mundial ha ganado tracción. Entre tanto, las importaciones reflejan que los consumidores y las empresas locales atraviesan una modesta recuperación.

De otro lado las transferencias corrientes en este periodo sumaron US$ 1.619,5 millones, monto que resulta superior en 14,2% a lo observado un año atrás. Vale la pena mencionar que el 80% de estos recursos figuran como transferencias personales. En suma, esperamos que el déficit en cuenta corriente represente el 3,3% del PIB al cierre de 2018.

Inflación

De acuerdo con el DANE, en mayo el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una variación mensual de 0,25%. En términos anuales la inflación avanzó 3 puntos frente a abril y se ubicó en 3,16%. Esto contrasta con los rápidos descensos que se observaron en los primeros meses del año. Sin embargo, la inflación continúa cerca de la meta de 3%.

El mes pasado, la Junta Directiva del Banco de la República (JDBR) realizó la segunda reunión del año en la que no discutió sobre el nivel de la tasa de intervención. Así, la tasa repo se ubicó en 4,25%. Vale la pena recordar que en la reunión de abril, el organismo decidió por unanimidad reducir el tipo de interés en 25 puntos. 

Con este movimiento, se buscó mantener la postura de la política monetaria. En particular, las correcciones en la inflación, tanto observada como esperada, en los primeros meses del año dieron el espacio adecuado para que el Emisor pudiera reducir la tasa de interés y que esta siguiera orientada a cerrar la brecha del producto.