Hacen un llamado a la solidaridad en el Día Mundial de los Refugiados

Anadolu

El mundo conmemora este miércoles el Día Mundial de los Refugiados, una fecha para reconocer el valor de aquellos que tienen que huir de sus naciones.

En este día, sin embargo, las cifras que se dan a conocer no son alentadoras. De hecho, en el 2017 la población desplazada en el mundo aumentó en más de 2,9 millones de personas, hasta llegar a una alarmante cifra de 68,5 millones de desplazados en el mundo, según el último informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). De estos, 25,4 millones de personas tienen condición de refugiados.

Los refugiados se diferencian de los migrantes porque tienen derecho a pedir asilo, al demostrar que provienen de un país en conflicto, donde las circunstancias los obligan a buscar refugio fuera de sus fronteras. En la actualidad hay 3,1 millones de solicitantes de asilo a nivel global.

Según el Estatuto del Refugiado de la ONU, de 1951, los refugiados también pueden solicitar asilo si son perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social o por sus opiniones políticas.

Otra cifra alarmante es que los menores de 18 años representaron casi la mitad de la población refugiada en 2017 (el 52%), según el último informe de Acnur.

Según Acnur, al finalizar el 2017 Siria todavía era el principal país de origen de refugiados. Un total de 6,3 millones de personas se vieron obligadas a huir de este país, por lo que constituyen casi un tercio de la población refugiada en el mundo.

Los palestinos también constituyen una importante proporción de los refugiados en el mundo, con una cifra de 5,9 millones de personas en esta condición, según la Oficina Central Palestina de Estadísticas (PCBS).

Este 20 de junio representa también un recordatorio de las Naciones Unidas a todos los países, principalmente a los desarrollados, quienes acogen el 85% de los refugiados del mundo, a no perder la solidaridad hacia esta población.

"Y si las migraciones son una necesidad, entonces es preferible organizarlas, reglamentarlas para garantizar que se produzcan en un contexto en el que los países cooperen y donde todos salen ganando, especialmente para todos los migrantes que se encuentran hoy en condiciones de desespero", dijo este martes António Guterres, secretario general de la ONU, en una declaración pública.