MENORES DE EDAD Y ADULTOS MAYORES LOS MÁS AFECTADOS
2.843 accidentes caseros se registraron en 5 meses

Foto referencia.

Debido a que en la temporada vacacional de mitad de año se registran de forma habitual accidentes caseros en zonas comunes como la cocina y el baño, principalmente a los menores de edad, la Secretaría Distrital de Salud hace un llamado a los padres de familia, cuidadores y adultos, para que tomen medidas preventivas.

El Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue) en Bogotá registró entre el 1 de enero al 31 de mayo de 2018 alrededor de 3.492 atenciones en salud y 2.843 traslados en ambulancia, hechos relacionados con accidentes caseros.

Menores de edad y adultos mayores son los principales grupos poblacionales afectados con la manipulación de fósforos, velas, cuchillos, tijeras, estufas, ventanas sin seguro, productos tóxicos reenvasados en botellas de jugo o gaseosa, conexiones eléctricas sin protección y acceso a superficies húmedas.

Este tipo de accidentes representan el cuarto motivo de consulta en los servicios de urgencias de las Subredes Integradas de Servicios de Salud, por lo que es fundamental estar al cuidado de los menores de edad en esta época del año.

Los accidentes más comunes dentro de las viviendas son:

  • Trauma y fractura: por golpes contundentes con objetos pesados que caen desde lo alto o generan tropiezos.
  • Heridas: por objetos corto punzantes (cuchillos, cuchillas, bisturís o tijeras).
  • Intoxicaciones: por ingerir fósforo blanco, raticidas, medicamentos o insumos de aseo.
  • Caídas: en escaleras, balcones, terrazas, sillas y superficies resbalosas.
  • Quemaduras: por líquidos y vapores hirvientes, fogones, fósforos, encendedores y planchas.

 

En la cocina

  • La mayoría de las quemaduras en niños y niñas en esta zona del hogar se producen por líquidos calientes, producto del volcamiento de sartenes u ollas en uso, ubicados sobre el fuego. Pueden prevenirse si se tienen en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • Restrinja el acceso de los menores a la cocina, especialmente durante la preparación de alimentos que pueden ocasionar quemaduras durante su cocción.
  • Mantenga los mangos de los sartenes y ollas en uso hacia la pared, para evitar que los alcancen.
  • Compruebe la temperatura de las comidas y bebidas antes de suministrarla a los niños.
  • Verifique el buen estado de la olla a presión antes de utilizarla y no la manipule en presencia de los menores.
  • Ubique el horno microondas fuera del alcance de los niños.
  • No deje al alcance de los niños elementos cortopunzantes.
  • Cierre los conductos del gas después de su uso.
  • Prohíba a los niños jugar con fósforos, velas y herramientas.
  • No coloque en los cajones herramientas, cuchillos y tijeras con las puntas hacia arriba.
  • Revise la temperatura del agua antes de bañar a los menores.
  • Aleje a los niños de la zona de planchar.
  • No permita que los niños y niñas jueguen sobre sillas, mesas ni muebles.
  • Fije firmemente a la pared estanterías y repisas.
  • Proteja las puntas de las mesas.
  • Coloque protectores o cubra con cinta los tomacorrientes.
  • No deje armarios o cajones abiertos.
  • Utilice antideslizantes para pisos, baldosas y duchas.
  • Si tiene niños pequeños, coloque barandas en escaleras, balcones y ventanas para protegerlos de caídas.
  • No deje la gasolina o líquidos inflamables al alcance de los niños.
  • Guarde los medicamentos en sus envases originales y fuera del alcance de los niños.
  • Cuando encienda la chimenea, es recomendable cerrar esta zona para que los niños no puedan acercarse a ella y evitar que salten chispas o fragmentos en combustión.

Ante cualquier emergencia, llame a la Línea 123. En caso de quemaduras, recuerde lavarse únicamente con agua fría en la zona afectada y acudir de inmediato a los servicios médicos.