SUPREMA NO HA ENVIADO TERNA
Se agota tiempo para elegir magistrado de la Constitucional

Foto archivo El Nuevo Siglo

El próximo jueves la Corte Suprema de Justicia en sala plena tiene la última oportunidad de integrar la terna que le falta con aspirantes para magistrado de la Corte Constitucional, en remplazo de Jorge Iván Palacio, para que el Senado alcance a hacer la respectiva elección en la presente legislatura. De no ser así el tema se aplazaría hasta después del 20 de julio venidero, cuando el Parlamento regresará a sesiones en la cuarta legislatura.

También hay que tener en cuenta que si la Corte Suprema de Justicia no logra conformar dicha terna el próximo jueves, la decisión quedará postergada para el próximo 22 de junio, cuando será su nueva sala plena.

En un verdadero dolor de cabeza se convirtió en esta oportunidad para la Corte Suprema la conformación de dos ternas que le corresponde enviar al Senado de la República para la elección de igual número de magistrados en la Corte Constitucional, que ocupen los lugares que dejaron el pasado 28 de febrero los juristas Luis Ernesto Vargas y Jorge Iván Palacio por vencimiento de su periodo de 8 años.

Desde octubre del año pasado el alto Tribunal inició las votaciones alrededor de 57 aspirantes que lograron dejar sentada su inscripción, tras superar un proceso en el cual se cotejó la documentación que aportaron y que demuestra que cumplen los requisitos para el cargo.

No obstante, una y otra vez la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia fracasó en su intento de integrar las ternas por la falta de consenso entre sus togados acerca de los 57 aspirantes; al tiempo que la Corte Constitucional desde principio de marzo anterior no tuvo otra que nombrar dos magistrados en calidad de encargados para que suplieran mientras tanto la delicada función que hacían Vargas y Palacio.

Mientras que la Corte Suprema seguía inmersa en sus dificultades para adelantar este proceso, el Consejo de Estado y el presidente Santos presentaron sin mayores demoras sus respectivas ternas al Senado, una el primero y dos el segundo.

El Consejo de Estado fue el primero en ternar, producto del cambio extremo que ha tenido la Corte Constitucional este año por coincidir la finalización del periodo de 5 magistrados.

En noviembre pasado, el Consejo de Estado hizo llegar al Senado una terna con aspirantes para llenar la vacante que dejó Gabriel Mendoza, integrada por Antonio Lizarazo (quien resultó elegido), Rodolfo Arango y Martha Paz.

Mientras que en marzo anterior, el presidente Santos envió al Senado dos ternas con aspirantes a ocupar las plazas que dejaron en la Corte Constitucional los juristas Jorge Pretelt y María Victoria Calle.

En el caso del primero, los aspirantes eran Cristina Pardo (quien resultó elegida por el Senado), Natalia Ángel  e Isabel Cristina Jaramillo.

Para suplir a Calle en la Corte Constitucional la terna estaba integrada por Carlos Bernal (quien fue elegido), Néstor Osuna y María Margarita Zuleta.

Por fin la Suprema

El pasado 17 de mayo y después de casi siete meses de infructuosos intentos la Corte Suprema de Justicia pudo integrar la primera de las dos ternas que le toca para la Corte Constitucional.

La misma estaba conformada por Diana Constanza Fajardo Rivera (quien la semana pasada fue elegida magistrada por el Senado de la República), Álvaro Andrés Motta Navas y Alejandro Ramelli Arteaga.

No obstante cuando se creía que tras la conformación de la primera terna la Corte Suprema no tendría mayor inconveniente en su siguiente sala plena, el pasado 25 de mayo, para hacer lo propio con la segunda con aspirantes para ocupar el lugar de Jorge Iván Palacio, no ocurrió así.

En esta oportunidad, la Sala Plena de la Corte Suprema eligió a  un magistrado de su sala de descongestión laboral, pero nuevamente no hubo suficiente consenso que permitiera que los aspirantes a integrar la terna de magistrado de la Corte Constitucional alcanzaran los 16 votos requeridos.

 

Los favoritos

En abril pasado y en medio de sus propias preocupaciones y las críticas externas por la demora en la conformación de las dos ternas, las tres salas de la Corte Suprema (la Civil, la Laboral y la Penal) alcanzaron un acuerdo de tal forma que para la siguiente sesión cada una de ellas propondría dos ternas.

De esta forma se lograría adelgazar el universo de 57 aspirantes a solo 18 postulados, lo que a simple vista facilitaría la escogencia.

Tres semanas después de este acuerdo,  la Corte Suprema de Justicia preseleccionó a 11 aspirantes a magistrado de la Corte Constitucional, de los cuales hay que restar los que iban por la plaza que dejó Luis Ernesto Vargas. Es decir Diana Fajardo, Bárbara Liliana Talero Ortiz, Alejandro Ramelli, Álvaro Andrés Motta Navas, Ricardo Enrique Bastidas y Carlos Ardila Ballesteros.

Como consecuencia siguen vivos en su aspiración por hacer parte de la terna para llenar la plaza que dejó Jorge Iván Palacio desde febrero pasado: la ex viceprocuradora Martha Isabel Castañeda; la abogada Magda Acosta Gualteros, actual magistrada de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura; Wilson Ruiz, exmagistrado de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura; Diego Ardila, excontralor de Bogotá y abogado de la Universidad Autónoma de Colombia; y Luis Benedicto Herrera Díaz, magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, Sala Laboral.

 

 

 

 

Malestar

En febrero pasado el presidente de la Corte Constitucional, Luis Guillermo Guerrero, manifestó su preocupación por los efectos que ha causado las demoras en la Corte Suprema para integrar estas ternas, más teniendo en cuenta que el primero de estos tribunales tiene que hacer el estudio de los decretos, proyectos de ley y reformas constitucionales para la implementación del acuerdo de paz.

"Hay un caso atípico, la Corte Suprema no ha enviado la terna. Además, hay una circunstancia atípica, se hizo un encargo de un magistrado por la salida del doctor Pretelt quien fue suspendido por el Senado".

Añadió el magistrado Guerrero que "llama la atención porque hay un caso fortuito. Estamos hablando de que cuatro magistrados cumplieron sus periodos y no hay ternas".