Temer no renunciará (pero le abren juicio político)

Foto Agence France Press

Luego de que la Corte Suprema de Brasil autorizara investigar al presidente Michel Temer por su presunta implicación en un esquema de sobornos, el mandatario se dirigió a sus ciudadanos afirmando que "en ningún momento autoricé ningún pago ni compré el silencio de nadie. No tengo nada que esconder".

"Sé lo que he hecho y sé la corrección de mis actos. Exijo una investigación absoluta y rápida para esclarecer los datos al pueblo brasileño (...) No quiero tirar mis reformas al basurero de la historia. Mi único compromiso es con Brasil" afirmó en su alocución el mandatario brasileño.

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Edson Fachin, a cargo de las causas sobre políticos con fueros bajo sospecha en el escándalo Petrobras, "decidió abrir una investigación sobre el presidente Michel Temer", en base a delaciones premiadas de los dueños del gigante alimentario JBS, precisó la Agencia Brasil.

"Se ha abierto una crisis política de dimensiones aún no calculadas" dijo Temer

La noche del miércoles, el diario O Globo reveló detalles de la delación de un directivo de JBS que afirma que Temer dio su aval al pago de sobornos para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha y su operador monetario, ambos en prisión en el marco de la mega operación anticorrupción Lava Jato. 

De acuerdo con la Constitución brasileña, un presidente en ejercicio sólo puede ser investigado por actos cometidos durante su mandato y con autorización del poder Judicial. Ambas condiciones se dan puesto que las denuncias contenidas en la delación corresponderían a marzo de este año.

Temer cumplió un año en la Presidencia el pasado 12 de mayo. En 2016 reemplazó a la mandataria de izquierda Dilma Rousseff, depuesta por el Congreso por manipulación de las cuentas públicas.

Desde el inicio de la Operación Lava Jato en 2014, que investiga la corrupción en Petrobras, la justicia dictó más de 120 condenas contra políticos y empresarios, afectando a las principales empresas del país y a los partidos de mayor influencia en la escena nacional, tanto de izquierda como de derecha.