IMPLEMENTACIÓN
Fallo sobre fast track sí afecta pacto con Farc

A pesar de que la reacción del Gobierno y de los partidos de la Unidad Nacional a la sentencia de la Corte Constitucional es que no afectará la implementación de los acuerdos de paz el hecho que tumbara la disposición que no permitía al Congreso hacer modificaciones, sin el consentimiento del Ejecutivo, los proyectos de ley y de acto legislativo que presentara con este propósito, lo cierto es que terminaría por afectar el proceso de paz.

Solo así lo explicaría el hecho que dicho fallo produjera ayer tantas reacciones de diferentes sectores: el Gobierno, las Farc, el Congreso, los partidos de la Unidad Nacional y el uribismo.

El pasado miércoles, el alto Tribunal resolvió una demanda que desde hace varios meses presentó contra el Acto Legislativo para la Paz (que generó el fast track) el senador del Partido Centro Democrático, Iván Duque. 

La Corte tumbó los numerales H y J del Acto Legislativo, que por un lado el primero establecía que las modificaciones que se hicieran a proyectos de ley o actos legislativos tenían que respetar lo planteado en el Acuerdo Final y, además, para tramitarse contar con el visto bueno del Gobierno.

En tanto que el numeral J permitía que por la vía del fast track en las iniciativas para implementar los acuerdos de paz la votación se haría sobre la totalidad del articulado del proyecto de ley o de reforma constitucional. Como consecuencia del fallo ahora se tendrá que votar artículo por artículo y modificación por modificación. 

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que "acatamos y respetamos la decisión de la Corte pero no la compartimos. Lamentamos el fallo porque supone una dificultad en la implementación de los acuerdos".

Sin embargo, el jefe de la cartera política fue enfático que el fast track sigue vigente, aunque con algunos cambios. “Las  proposiciones no tendrán ahora el visto bueno del Gobierno, pero eso no significa que se aprueben modificaciones en contravía de lo acordado en La Habana", dijo.

Cristo añadió que “el fast track y el procedimiento legislativo sigue vivito y coleando, lo que tumbaron fue un par de instrumentos que son importantes, pero no es el tema de fondo del fast track (…) Es un tema de procedimiento legislativo especial que está permitiendo aprobar los proyectos de ley y de reforma constitucional en unos términos apretados, tener un procedimiento de tres debates para los proyectos de ley de una sola vuelta para la reforma constitucional”.

El fallo no tiene repercusiones en las normas aprobadas hasta el momento por el Congreso, como la Ley de Amnistía, La Jurisdicción Especial para la Paz y el acto legislativo que blinda el Acuerdo de  Paz.

"Aquí lo importante es que este Congreso ha estado comprometido con la paz y que avanzaremos en la implementación", finalizó Cristo.

Por su parte, el presidente Santos se pronunció desde Estados Unidos, en donde se entrevistó ayer con su homólogo Donald Trump, frente al impacto del fallo de la Corte. Se mostró confiado en que el Congreso seguirá apoyando la implementación de los acuerdos. 

“El Congreso de la República ha venido apoyando el proceso y yo estoy seguro de que seguirá apoyando”, señaló el Mandatario. Añadió que “el Congreso tiene una gran responsabilidad y nosotros como Gobierno también y esperamos seguir trabajando juntos”.

Mientras que el secretario General de la Presidencia, Alfonso Prada, dijo que “el Gobierno no ve con preocupación el efecto de la sentencia de la Corte y confía que el Congreso avance en el trámite de los proyectos que implementen los acuerdos de paz”, dijo Prada.

En este sentido, la confianza del Gobierno radica en que cuenta con las mayorías en el Congreso a través de la Unidad Nacional, que le permitiría aprobar sus proyectos de implementación de los acuerdos sin modificaciones, como seguramente lo intentará el Centro Democrático.

Prada dijo que “confiando en esa mayoría y entendiendo que no se ha declarado la inconstitucionalidad del procedimiento legislativo especial, pero se hacen unos ajustes que permitirán un debate más amplio, nos declaramos respetuosos del fallo pero confiados de que va a continuar adelante el proceso de implementación”.

Preocupación de las Farc

El jefe negociador de las Farc en La Habana, Luciano Marín, alias Iván Márquez, manifestó el malestar de esta organización por las consecuencias del fallo de la Corte. En ese sentido dijo que no podrían cumplir los plazos establecidos para entregar la totalidad de las armas. 

“Cuando nos aprestábamos a dar por realizado el proceso de dejación individual de armas según lo establecido en el Acuerdo, es decir a doce días del D+180, se ha sembrado la mayor de las incertidumbres respecto de la disposición y la capacidad del Estado en todos sus poderes para honrar los acuerdos de La Habana”.

Las Farc señalaron que se afecta la implementación e, incluso, podría retrasar la entrega total de armas

El jefe guerrillero dijo que “al Presidente de la República le hacemos igualmente un llamado para que asuma  con toda decisión las posibilidades que le otorga la Constitución en su artículo 189, numeral 6, en lo que corresponde a sus facultades para la negociación e implementación de acuerdos de paz. Más aún  si  se considera la distinción con el Premio Nobel,  el permanente  respaldo  de toda la comunidad  internacional, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y de los países garantes y acompañantes.”.

Hablan congresistas

El senador del Partido de La U, Roy Barreras, dijo que “respetamos el fallo de la Corte. A mí no me gusta, me deja intranquilo pero lo respeto profundamente”.

No obstante criticó la euforia que produjo en el uribismo esta sentencia. “Le pregunto al Centro Democrático ¿Qué es lo que aplauden? Un palo en la rueda de la implementación de los acuerdos… es indeseable que se pongan palos en la rueda de un procedimiento legislativo”, señaló Barreras.

Por su lado el senador uribista Iván Duque destacó que “el Congreso no puede quedar sometido a ese tipo de dictámenes y puede modificar el acuerdo con la posibilidad de votarlo artículo por artículo; nosotros estamos aceptando una determinación de la Corte para que el Congreso, de manera autónoma pueda hacer los cambios que considere”.

Mientras tanto los partidos de la Unidad Nacional luego de sostener una reunión con el ministro Cristo, para analizar el impacto de este fallo, renovaron su respaldo a la implementación en el Congreso de los acuerdos.

El senador liberal Rodrigo Villalba dijo que los partidos de la coalición de gobierno tienen “la voluntad de sacar adelante la implementación de los acuerdos de paz con las Farc”. El senador Efraín Cepeda, Partido Conservador, destacó que “hay mayorías para implementar los acuerdos”. 

Por su parte el máximo jefe de las Farc, Rodrigo Londoño, alias Timochenko’, reaccionó anunciando que “ante las decisiones de la Corte, todas las zonas y puntos de transición y normalización entran en Asamblea Permanente”.

No obstante ratificó la voluntad de paz de esta organización. “Nunca creímos que iba a ser fácil. Fue el camino que escogimos y nos mantendremos firmes en el propósito de la paz”.

En tanto que el también jefe subversivo Pastor Alape señaló que “la decisión de la Corte no ayuda a   la implementación del Acuerdo, abre las puertas para regresar a la guerra”.

No es suficiente

El senador Álvaro Uribe dijo que “creo que aquí hay un paso importante pero no suficiente. Y además el Gobierno ha hecho una serie de aprobaciones violando todas las garantías que la Corte reivindicó ahora. El paso que tenemos que pensar es qué se va a hacer con todo aquello que se aprobó violando esas garantías, como la justicia para las Farc, como la elegibilidad para los responsables de delitos atroces, etc. Todo eso está aprobado, y esta sentencia es hacia adelante. Entonces a todo lo grave, ofensivo para la democracia, que ya aprobaron, no se le aplica esa sentencia. Ahí nos tenemos que poner nosotros a pensar cómo reaccionar”.