EN CARTA ABIERTA
Unidad opositora plantea Angelino Garzón

Bajo el argumento de “Unidad en la diferencia” porque solo así se puede trabajar realmente por el bien del país y ser una real alternativa de poder para 2018, el vicepresidente Angelino Garzón  propone la unidad de la izquierda, los independientes y el Centro Democrático, liderado por Álvaro Uribe.

En una extensa carta abierta, Garzón señala que solo de esa forma se podrá impedir un triunfo presidencial de los sectores políticos que desde la oposición tanto se critica  y que ésta quedaría condenada a ejercer, durante varios años más ese rol político.

Señala que es momento de un diálogo de toda la oposición con ese fin, recuerda que una cosa es pasar a segunda vuelta y otra muy distinta ganar la presidencia de la República y que se debe tener el coraje para la unidad por el bien del país.

Este es el texto de la carta:

"Lograr una Colombia reconciliada y del futuro no es tarea fácil, tampoco imposible.

Lo volveremos una realidad si sabemos trabajar de manera unitaria, flexible, buscando lo que nos une, sin volvernos prisioneros de las diferencias.

Lo prioritario es el diálogo constructivo entre los diversos sectores de la izquierda, los independientes y los del Centro Democrático, en cabeza del expresidente y senador de la república Álvaro Uribe Vélez ya que tienen en común, que todos son oposición política al gobierno nacional. Algunas personas de diversos sectores políticos y sociales han manifestado su desacuerdo con la anterior iniciativa. Respetando sus opiniones, les recuerdo lo siguiente:

1. Santos fue elegido Presidente y Angelino Vicepresidente en el 2010 principalmente por el respaldo político de Álvaro Uribe Vélez.

2. No siempre he coincidido con el Centro Democrático, con sectores de la izquierda e independientes. Por ejemplo, en las pasadas elecciones para la Alcaldía de Cali en el 2015, el Centro Democrático junto con Cambio Radical y algunos sectores ricos de Cali, respaldaron la elección de Maurice Armitage como alcalde de Cali, como tampoco ninguno de los actuales candidatos de la izquierda y de los independientes me respaldaron en esas elecciones municipales.

3. En el plebiscito del pasado 2 de octubre, de manera independiente promoví desde un principio el Sí a favor de los acuerdos de paz entre el gobierno y las farc.Con todo respeto, considero que Piedad Córdoba, Petro y Robledo en el campo de la izquierda, como Claudia López y Fajardo en el de los independientes, si persistenen andar solos, basados en el yo con yo, no ganarán la Presidencia de la República en el 2018, como tampoco ninguno de los candidatos y candidatas del Centro Democrático. Una cosa es pasar a la segunda vuelta y otra muy distinta es ganar la Presidencia de la República.

Si los de la izquierda, los independientes y los del Centro Democrático, incluyendo a los que en cada uno de esos sectores no han presentado todavía su candidatura, persisten en andar a solas sin atreverse a romper las barreras del miedo para llegar a acuerdos entre sí, creo que muy difícilmente pueden ganar la Presidencia de la República.

De no tener el coraje de unirse, es posible que continúen cada uno por su lado por varios años como oposición política y de paso, faciliten en el 2018 el triunfo de sectores políticos a quienes tanto critican y que al igual que ellos, tienen el legítimo derecho de unirse y trabajar para tratar de ganar las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales.

A esta altura de mi vida, cuando he visto correr tanta agua por debajo de los puentes y beber de la misma a personas que en el pasado decían “de esta agua no beberé” y  uando el Dios de los cielos y la ciencia médica me han dado una segunda oportunidad de vida, considero como un deber con mi historia, el de contribuir con mi experiencia e independencia, al logro de esa unidad en la diferencia, que en mi opinión es la clave para ganar las elecciones presidenciales.

En el sindicalismo y en el sector público aprendí que, si queremos que los recursos públicos alcancen, debemos tener cero tolerancia con la corrupción y con la irresponsabilidad de algunos sectores políticos y privados de ver siempre al Estado como su vaquita lechera.

Si somos más austeros en el gasto público y sabemos estimular la coordinación interinstitucional, lo mismo que las alianzas público privadas, estoy seguro que lograremos el estado de bienestar, primordial en la lucha contra la pobreza en Colombia. Con tu colaboración, rompiendo los miedos de coincidir con los diferentes, más allá de tu militancia o simpatías políticas, credos religiosos, estrato social, género, edad, color de piel u orientación sexual, juntos y escuchándonos recíprocamente podremos hacer realidad que otro país sea posible, ganando y gobernando juntos en la diversidad para bien de la gente, de la reconciliación y del progreso de Colombia."