SOLO CRECIERON 10.9%
Colombianos poco hacen pagos electrónicos

Foto archivo

A pesar de los importantes avances en materia de acceso a cuentas de depósito con el sistema financiero en los últimos años, el uso de estos servicios para efectuar pagos es aún muy bajo en Colombia. Aunque los pagos electrónicos han registrado tasas de crecimiento del 10,8% anual en los últimos 5 años, el colombiano promedio solo hace 12 pagos por medios electrónicos al año, lo cual contrasta con los niveles de Chile (46), Turquía (53), Rusia (88), y Brasil (135), sin mencionar los niveles promedio de países desarrollados como los Estados Unidos con 357 y Suecia con 429 pagos por habitante.

Una de las principales razones del bajo uso es que los consumidores tienen pocas oportunidades de usar sus instrumentos de pago electrónicos debido a la limitada aceptación de estos instrumentos por parte de los comercios. En efecto, en el 2015 Colombia tenía 6.655 datáfonos por millón de habitantes, cifra comparable con Perú (6.364) pero lejos de las cifras de Argentina (9.980), Rusia (10.339) o Turquía (27.410).

Estado actual

Para entender las razones que explican el estado actual del acceso, uso y aceptación de los pagos electrónicos en Colombia, el Banco de la República, la Asociación Bancaria de Colombia y Redeban Multicolor S.A., junto con la firma de investigación de mercados Cifras & Conceptos, diseñaron y aplicaron, entre abril y junio de 2016, dos encuestas, una al público general y la otra a pequeños comerciantes, en las cinco principales ciudades del país: Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali y Medellín.

En total, se calculan alrededor de 1.016 millones de transacciones mensuales originadas por consumidores urbanos, de las cuales 992 millones (97,6% del total) son en efectivo. Los restantes 23 millones de pagos son efectuados mediante tarjetas débito (18 millones, equivalentes a 1,8% del total) y tarjetas de crédito (5 millones, que corresponden a 0,5% del total).

Grupos

Se observa que los grupos de gasto con la mayor cantidad de transacciones fueron alimentos, abarrotes, cigarrerías y licores, con 353 millones de transacciones (34,8% del total); y taxis, buses, pasajes aéreos y peajes, con 275 millones de transacciones (27,0% del total). Los grupos de gasto con mayor proporción de pagos electrónicos son, en su orden, electrónicos y electrodomésticos (29,8%), almacenes por departamentos (26,7%), y muebles y otros productos del hogar (23,3%).

Se calcula que cada persona realiza, en promedio, 82 transacciones mensuales, y el valor mediano es de 75 pagos. Así mismo, su gasto mensual promedio es de 2,4 millones de pesos. El valor promedio por transacción es de 42.198 pesos, mientras que el valor mediano es de 12.000 pesos.

Los grupos de gasto se pueden colapsar a partir del destinatario de las transacciones para calcular el volumen de pagos desde las personas hacia el Gobierno, desde las personas hacia los negocios y desde las personas hacia las personas.

De acuerdo con los resultados, el 98,7% de las transacciones se realizan de las personas a los negocios, lo cual es consistente con los cálculos de Better Than Cash Alliance (2015) para Colombia. Por tipo de instrumento utilizado se observa de nuevo la predominancia del efectivo frente a los pagos electrónicos hacia toda clase de destinatarios de los pagos originados por los consumidores.

Aunque la confianza de los consumidores en los servicios financieros transaccionales es alta en general, la confidencialidad parece ser un factor diferenciador entre aquellos que acceden a productos transaccionales y sus contrapartes.

La mayoría de los consumidores también está de acuerdo en que los costos de las tarjetas son altos comparados con los costos de pagar con efectivo. No obstante, el costo relativo del efectivo versus las tarjetas parece ser un factor diferenciador en la posesión de cuentas bancarias pero no necesariamente en el acceso a tarjetas de pago por parte de los consumidores.