12% DE BANCARIZADOS DECLARA NO CONTAR CON DINERO PLÁSTICO
Colombianos prefieren pagar en efectivo

Foto archivo El Nuevo Siglo

Tecnocom y Analistas Financieros Internacionales, AFI, presentaron el Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2016, un estudio que analiza la evolución de los medios de pago en Colombia y en otros seis países, Brasil, Chile, México, Perú, República Dominicana y España.

El Informe destaca el crecimiento continuado del número de tarjetas en circulación en Colombia, especialmente de crédito, con un parque que en esta modalidad ha crecido un 80% en los últimos cinco años. Así, en 2015 se contabilizaron 36 millones de tarjetas, distribuidas en 22,5 millones de débito y 13,8 millones de crédito.

El número de operaciones de compra realizadas en Colombia en 2015 con tarjetas débito aumentó un 13%. En la modalidad de crédito, si bien se registra un crecimiento del 7%, la intensidad de uso ha caído hasta 12 transacciones por tarjeta y año, situándose en mínimos en la región. Valorado en moneda local, el crecimiento registrado en pagos con tarjeta es del 8% y 11% respectivamente, si bien negativo (-24% y -22%) en valores dolarizados, por efecto del tipo de cambio.

 

Baja penetración

Por el lado adquirente, Colombia registra las tasas más reducidas de la región en terminales punto de venta, POS, y ATM por millón de habitantes, además de un estancamiento en el número de corresponsales no bancarios, CNB, cediendo a Perú el liderazgo alcanzado el año anterior en ratio CNB/habitante.

Los directivos de medios de pago destacan el proceso de transformación digital y de mayor competencia impulsado por la renovada Directiva de Servicios de Pago, PSD2, en Europa y, más concretamente, por la apertura y acceso a las cuentas de clientes a los nuevos proveedores terceros, fundamentalmente fintech.

El Informe Tecnocom 2016 incluye una novedosa investigación demoscópica realizada en colaboración con The Cocktail Analysis, de la que se extraen algunas conclusiones que inciden en la actitud y preferencias de la población bancarizada, con cuenta bancaria y/o tarjeta de pago sobre el acceso y uso de distintos medios de pago electrónico, tanto en España como en América Latina.

Se constata la existencia de espacio para el crecimiento de la penetración de tarjetas, especialmente de crédito, en Colombia, donde un 12% de los bancarizados declara no contar con una tarjeta de pago asociada a su cuenta bancaria. Más aún, un 4% declara haber decidido dejar de tenerla, aludiendo a los altos costos del servicio y a la dificultad para controlar el gasto como motivos principales de rechazo.

La tarjeta de pago tiene espacio para afianzar su posición frente al efectivo, que todavía es muy importante en volumen de gasto de los colombianos.

De hecho, uno de cada tres colombianos bancarizados paga todas sus compras cotidianas exclusivamente en efectivo, mientras que apenas uno de cada diez lo hace exclusivamente con tarjeta.

El 34% de colombianos que no la utiliza nunca alude a la menor seguridad frente al efectivo como motivo principal. Una propuesta de pago con tarjeta que ofreciese atributos adicionales de seguridad contra el fraude animaría a hacer un mayor uso de sus tarjetas a más del 84% de los colombianos, la tasa más elevada de la región solo por detrás de México.

En contraposición, dos de cada tres colombianos retira dinero de ATM una o varias veces por semana, una de las mayores frecuencias registradas en los países analizados, solo por detrás de México y Perú. En relación al recurso a financiación con tarjeta de crédito, uno de cada seis colombianos reconoce haber recurrido a endeudamiento para poder hacer frente a sus deudas de tarjeta de crédito.

El Informe también dedica una atención especial al desarrollo de los medios de pago online y pago móvil. El 35% de los bancarizados colombianos nunca ha comprado online, mientras que el 29% lo hace todos los meses, mayoritariamente desde la computadora, pero cada vez más a través del Smartphone. Los medios de pago más utilizados para operar en este canal son la tarjeta de pago, 55%, la transferencia bancaria, 13%, contra-reembolso / pago en efectivo, 11% y otros, 11%.