MAL PRIMER BIMESTRE
Industria y comercio siguen de capa caída

Foto Agence France Press

El comercio y la industria completaron en febrero no solo dos meses consecutivos en terreno negativo, sino que, además, ambos renglones de la economía acentuaron su caída, según los datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE

Las cifras de la entidad oficial señalan que la industria durante febrero cayó a -3,2% mientras que las ventas del comercio minorista se redujeron en 7,2%, frente a un crecimiento de 5,3% en febrero de 2015.

Hay que anotar que 28 de los 39 sectores estudiados en la industria reflejaron caídas en febrero, lo que llevó el crecimiento del aparato productivo a terrenos negativos.

Dentro de las causas que se nombran por la estrepitosa caída de la actividad productiva y de comercio en el país, se destacan problemas estructurales como los costos en materia logística, energía y nómina. Sumado a esto hay que anotar que la reforma tributaria aprobada por el Congreso a finales de 2016 ha golpeado seriamente el consumo y al no haber ventas del comercio, no hay pedidos y menos producción.

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras la situación de la industria colombiana no es tan clara como para que logre convertirse en el motor de la economía.

Para el centro de estudios económicos hay variables que lastiman el crecimiento de la lndustria, entre ellos se destacan los egresos laborales, que representan el 49% de los pagos no salariales; la energía, donde Colombia es superado por Perú, Brasil y Argentina; el transporte logístico con el 15%; y la carga tributaria con el 40%, constituyen el llamado ‘Costo Colombia’.

Según la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, los costos de producción de la industria colombiana son altos y la situación es crítica en subsectores como pulpa y papel, cemento, textiles, siderurgia, fertilizantes, oxígeno medicinal, cerámica y vidrio.

Los datos señalan que en materia de energía en Colombia con precios de 2015 un kilovatio hora de energía costaba $238 mientras que ese mismo indicador en Estados Unidos ascendía a los $175.

El presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, al comentar los resultados de la industria dados a conocer por el DANE dijo que los indicadores líderes muestras que el primer bimestre es de decrecimiento. Hay efectos como el invierno sobre las bebidas no alcohólicas, construcción y el incremento del IVA que se dio plenamente en este periodo.
Dijo que otro de los efectos que hay que tener en cuenta para la caída de la producción tiene que ver con la tasa de interés que fija el Banco de la República. Los empresarios han insistido en que el nivel alto en que se encuentran lleva a un bajón en el consumo de los colombianos.

Señaló el dirigente gremial que es necesario que la Junta Directiva del Emisor, en su próxima reunión reduzca drásticamente el costo del dinero. Ya se ha bajado la tasa desde 7,75% pero para los industriales el máximo nivel soportable para la economía es de 7% y el nivel óptimo para el país es que las tasas estén en el 6% y se pueda reactivar la economía.

Ya es hora, señaló el dirigente que el Banco entienda que si el objetivo era bajar la inflación a través de la caída de la demanda, ya lo logró y ahora hay que pensar en el crecimiento en el largo plazo, la confianza del consumidor y darle a la gente la posibilidad de tener recursos para comprar.

Si no llegamos al 6% en la tasa de interés pronto, pues si no es así vamos a tener problemas para reactivar la economía. Además se necesitan medidas para crear más empleo, mecanismos para flexibilizar la creación de empleo formal, lo que mejora las condiciones de los colombianos al generar un mayor consumo.

Ventas del comercio

La Encuesta Mensual del Comercio al por Menor del DANE muestra cómo en febrero de 2017 las ventas del comercio minorista presentaron una variación de -7,2%, en febrero de 2016 fue 5,3%.

La caída en la venta de vehículos y los productos asociados (repuestos y combustibles) explican, en parte, este comportamiento. En febrero de 2017 la venta de Vehículos automotores y motocicletas registró una variación de -10,4%; Repuestos, partes, accesorios y lubricantes para vehículos presentó una variación de -10,5%; la variación de combustibles para vehículos automotores fue -6,1%.

La reducción en las ventas de estos componentes explica el 46,0% de la variación total de febrero de 2017.
Las líneas que registraron variaciones positivas en las ventas en febrero de 2017 fueron Bebidas alcohólicas, cigarrillos y productos de tabaco con 3,0%; Libros, papelería, periódicos y revistas con 2,4%.

Otras líneas que registraron variación negativa en febrero de 2017 fueron Calzado y artículos de cuero con -13,5%; Artículos de ferretería, vidrio y pinturas con -13,5%; Productos de aseo personal, cosméticos y perfumería con -13,3%.
Ante este panorama el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, sostuvo que el país necesita un verdadero plan de reactivación de la economía.

Señaló que la situación es preocupante y dijo que es la hora de pasar de la semántica del pesimismo a las acciones.

Así como la industria en el comercio hay más sectores en cifras rojas que en resultados positivos y citó cómo ha bajado la venta de alimentos, lo que atribuye al aumento en el IVA del 16% al 19%. Esta situación es preocupante, sostuvo el dirigente gremial.

Para Botero es fundamental una baja en las tasas de referencia del Banco de la República, pero no sirve de nada la baja de 75 puntos básicos si la tasa de usura sigue en los niveles en que se encuentra porque los intereses al sector real no le están bajando.

Señaló que hay que acelerar la transmisión de las decisiones monetarias que tome el Emisor para que la reducción en el costo del dinero llegue a los consumidores y empresarios.