CAMBIO CLIMÁTICO
40% de Colombia tiene algún grado de erosión: Ideam

Foto Ideam

El 40 por ciento de los suelos del área continental e insular del país correspondiente a 45.379.057 hectáreas, están afectadas por algún grado de erosión, sostuvo un estudio presentado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

De acuerdo con un comunicado del Ideam, citando el estudio, el 2,9 por ciento del territorio presenta erosión severa y muy severa en 3.334.594 hectáreas, el 16,8 por ciento erosión moderada en 19.222.575 hectáreas y el 20 por ciento erosión ligera en 22.821.889 hectáreas.

Según el comunicado, por primera vez el país dispone de un estudio nacional de la degradación de suelos por erosión a escala 1:100.000, el cual fue liderado por el Ministerio de Ambiente y realizado por el Ideam con el apoyo técnico de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA). El estudio se constituye en la línea base de la degradación de suelos por erosión en Colombia, sobre la cual se hará el monitoreo y seguimiento para identificar y evaluar en el tiempo, la evolución del estado de la calidad de los suelos, como uno de los referentes para la gestión sostenible del mismo.

El informe concluyó que en el 2,9 por ciento del territorio (3.334.594 hectáreas) con grados de erosión severa y muy severa, las funciones y los servicios originales de los suelos como la fertilidad, la regulación y almacenamiento de agua, la biodiversidad, entre otros están completamente destruidos, su restauración es muy difícil, muy costosa y requiere de mucho tiempo.

Todos los suelos de los departamentos del país presentan algún grado de degradación por erosión. Los que presentan más del 70 por ciento de su área afectada es decir mayor "magnitud de degradación por erosión", son: Cesar (81,9 por ciento), Caldas (81,9 por ciento), Córdoba (80,9 por ciento), Cundinamarca (80,3 por ciento), Santander (79,4 por ciento), La Guajira (79,3 por ciento), Atlántico (77,9 por ciento), Magdalena (76,9 por ciento), Sucre (75,1 por ciento), Tolima (73,7 por ciento), Quindío (72,7 por ciento), Huila (72,5 por ciento) y Boyacá (72,1 por ciento).

Por otra parte, los departamentos que presentan mayor proporción de su área afectada por grados de erosión severo y muy severo, son: La Guajira (28,1 por ciento), Magdalena (16,5 por ciento), Cesar (12 por ciento), Huila (8,4 por ciento), Sucre (7,6 por ciento), Santander (7,6 por ciento), Tolima (7,5 por ciento), Boyacá (6,8 por ciento), Atlántico (6,4 por ciento), Norte de Santander (5,7 por ciento) y Valle del Cauca (5,4 por ciento).

Causas

Entre las principales causas directas de la degradación de los suelos por erosión, en Colombia se encuentra:

La deforestación es una de las principales causas de la degradación de suelos por erosión en Colombia. De acuerdo con los informes del Ideam 2015, más del 60 por ciento de las áreas deforestadas entre 1990 y 2010 se encuentran con algún grado de erosión, equivalentes a 4 millones de hectáreas.

Las actividades y factores socioeconómicos, que mayor presión ejercen sobre los suelos y ocasionan degradación por erosión, se localizan en: los distritos de riego (94,4 por ciento), en los territorios agropecuarios (agrícolas 92,9 por ciento, agropecuario 88,2 por ciento, ganaderos 77,3 por ciento), en territorios con conflictos de uso por sobreutilización de los suelos (90,9 por ciento), subutilización (80,4 por ciento) y por los incendios de la cobertura vegetal (80,9 por ciento).

Por extensión del país, con diferentes grados de erosión (magnitud) los factores y actividades que más ejercen presión son: los incendios de la cobertura vegetal con 26.803.123 hectáreas; en las tierras ganaderas con 26.334.154 hectáreas; en los climas secos con 25.784.081 hectáreas y en los climas húmedos con 19.592.989 hectáreas; por la sobreutilización de los suelos con 12.164.145 hectáreas y la subutilización con 11.985.914 hectáreas degradadas.

Por extensión del país con grados severos de erosión (severidad), los factores y actividades que más presión ejercen, son: los climas secos con 2.744.966 hectáreas; los incendios de la cobertura vegetal con 2.162.474 hectáreas; los territorios ganaderos con 2.012.059 hectáreas.

Impactos

La erosión por terraceo (pata de vaca), está asociada a las actividades ganaderas, repercute en la compactación de los suelos y por lo tanto en el incremento de la magnitud y severidad de la erosión, en los escurrimientos superficiales y otros procesos como las inundaciones y deslizamientos.

La erosión en grado severo y muy severo es irreversible, es producto, de una parte, por las condiciones naturales del clima, susceptibilidad de suelos a la erosión y posición geográfica y de otra parte, por la intensidad y los usos inadecuados de los suelos, realizados desde la época de la colonia hasta nuestros días.

La erosión laminar, que es la clase dominante en el país, afecta a 32.678.635 hectáreas, (28,6 por ciento) se relaciona con la pérdida del horizonte orgánico, hábitat de la mayor biodiversidad y garante de resistencia y resiliencia de los suelos frente a los efectos adversos de la variabilidad y cambio climático.

Mapa nacional

El mapa de susceptibilidad a la degradación de suelos por salinización indica que el 45 por ciento de los suelos del país presentan algún grado de susceptibilidad (Ideam, UDCA 2016) a la degradación por salinización (baja hasta muy alta), en la cual se debe realizar monitoreo y seguimiento para identificar, analizar y evaluar los procesos actuales de degradación por salinización, con miras a prevenir, mitigar, rehabilitar o controlar la degradación de los suelos por salinización.

Los departamentos de La Guajira, Atlántico, Magdalena, Sucre y Córdoba presentan más de un 30 por ciento de susceptibilidad alta a muy alta, siendo La Guajira el departamento más susceptible a degradación por salinización con un 72 por ciento del área en estas dos clases. El departamento del Cesar presenta un 27 por ciento de su superficie en clase muy alta. Los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Huila, Magdalena y Sucre presentan más de un 20 por ciento de su superficie con susceptibilidad media a salinización, siendo Sucre el departamento con mayor área (más de 50 por ciento).

Con Muy alta susceptibilidad, se estima un 0,7 por ciento del territorio colombiano con muy alta susceptibilidad a salinización (791.339 hectáreas). A escala nacional se presentan en áreas puntuales, pero a escala departamental son áreas considerables, especialmente porque se presentan en valles o zonas planas de desarrollo agropecuario.

Los suelos con susceptibilidad alta corresponden a aquellos donde las condiciones tanto naturales como antrópicas son propicias para que los procesos de salinización ocurran de una forma acelerada, especialmente si las actividades antrópicas son de alto impacto o modifican drásticamente la condición natural de los suelos.

Se estima un 4,4 por ciento del país con alta susceptibilidad a salinización, (5.029.388 hectáreas) de los cuales gran parte ya presentan algún grado de salinidad y están relacionados con usos que pueden acelerar estos procesos. Las zonas donde se determinaron suelos con este nivel de susceptibilidad se localizan principalmente en la región del Caribe, con mayor afectación en la Guajira, en algunos valles interandinos (de los ríos Cauca, Magdalena, Patía) y algunos altiplanos de la región Andina.