OJO CON LA SALUD VISUAL
Présbitas de la Generación X: a ver bien

Foto cortesía Essilor

Dicen que los años no llegan solos, pero ahora la tecnología está a la hora del día, incluso para mejorar los problemas de visión que trae la edad.

Al llegar a los 40, como parte de un proceso natural del ojo, se produce el deterioro del cristalino el cual se endurece ocasionando problemas para enfocar en visión próxima; esto es  conocido como  presbicia. Esta condición ocasiona dificultades para ver de cerca y problemas para coordinar la vista en diferentes distancias, lo que resulta en una ralentización de las actividades cotidianas.

La solución que muchos encuentran al enfrentarse por primera vez a esta dificultad en la visión, es estirar el brazo para encontrar en esa distancia un punto de enfoque. No obstante, a medida que avanza, se dan cuenta que necesitan aún más distancia y no pueden conseguirla”, explica Nubia Bejarano, optómetra del grupo Essilor.

Y agrega que “además, aparecen otros síntomas como: ojos rojos, ardor y lagrimeo, vista borrosa cuando se vuelve a mirar a lo lejos, la necesidad de tener mucha luz, y dolor de cabeza”, concluye.

La llamada generación X, aquellos nacidos entre 1965 y 1980, son los présbitas de hoy y tienen exigencias visuales muy diferentes a las de generaciones anteriores. 

Son la primera generación que vinculó activamente la tecnología a su vida, con la llegada de las herramientas digitales (computadores, tablets, smartphones, aplicaciones, redes sociales), se expusieron a la aceleración de los síntomas e incluso al adelanto de su aparición.

Quienes integran esta generación, realizan múltiples tareas a distancias comprendidas entre 40 y 70 cm de los ojos, es decir en el largo de los brazos. Trabajan con pantallas, consultan documentos, utilizan teclados, ven vídeos, contestan llamadas, escriben whatsapp. En resumen, siendo en la actualidad la fuerza de trabajo mayoritaria, su ritmo es acelerado, su visión es dinámica y abarca múltiples distancias. Necesitan fluidez para pasar de una tarea a otra, sin inconvenientes en su visión.

Para corregir totalmente las molestias de esta enfermedad -ya que no se puede curar- están en el mercado los lentes Varilux X Series, que según los expertos en salud visual representan un “rejuvenecimiento de la visión”. Éstos cuentan con una serie  de tecnologías aplicadas para personalizar los lentes y así mejorar la experiencia de visión en esta etapa de la vida, cuando como se dice coloquialmente se llega al “cuarto piso”:

*Tecnología Xtend. Permite al usuario disfrutar de fluidez en la visión de cerca, captando a la perfección cada detalle al alcance de los brazos (40 a 70 cm), incluso en movimiento.

*Nanoptix. Gracias a esta tecnología se garantiza mayor sensación de equilibrio en movimiento.

*SynchronEyes. Permite considerar las diferencias fisiológicas existentes entre cada ojo para, de este modo, proporcionar campos de visión extraordinariamente amplios.

* Xclusive 4D. La identificación del ojo dominante, posible gracias a Xclusive 4D, hace posible personalizar las lentes progresivas y ofrecer un tiempo de reacción más rápido.

*NVB. Nuevo parámetro de medición que permite personalizar el lente de acuerdo al comportamiento visual de cerca de cada persona al momento de leer.