PARA QUE LOGREN PENSIÓN MÍNIMA
Otorgarían beneficios económicos para población carcelaria

Foto cortesía

Unir esfuerzos para brindar acompañamiento y asesoría relacionada con el sistema general de pensiones, buscando ofrecer alternativas a las personas recluidas en los centros penitenciarios y carcelarios, en su etapa de la tercera edad, es lo que busca el  programa de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) en la Reclusión de Mujeres de Bogotá.

“Con el convenio interadministrativo que firmamos el pasado 17 de agosto con el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) y la Administradora Colombiana de Pensiones, Colpensiones, queremos darle un vuelco a la política carcelaria. Los Beneficios Económicos Periódicos permitirán a las personas privadas de la libertad ahorrar la cantidad que quieran y cuando puedan, sin multas o intereses de mora, en caso de no poder realizar aportes”, aseguró el Ministro Gil.

El jefe de la cartera de Justicia dio a conocer que el Gobierno Nacional premiará el esfuerzo por hacer este ahorro, por lo que entregará un subsidio del 20% sobre el monto ahorrado. Además indicó que el Ministerio que él dirige busca formular, adoptar, dirigir, coordinar y ejecutar la política pública en materia penitenciaria y carcelaria, todo esto en pro de garantizar los derechos humanos de quienes pagan su deuda con la justicia.

“Nuestro gran propósito es darles una nueva oportunidad para que cuando queden en libertad puedan seguir cotizando y adquirir, por su cuenta, una pensión digna. Esperamos que este sea un aliciente en su proceso de resocialización. Es importante destacar que no solo las personas que se encuentran recluidas tendrán este beneficio, también los que están en detención domiciliaria pueden acceder a esta prestación”, puntualizó Gil Botero.

Las internas que se vinculen a los BEPS podrán ahorrar de acuerdo a sus capacidades económicas de manera diaria, semanal o mensual. Actualmente cerca de 277.000 personas han sido vinculadas a los Beneficios Económicos Periódicos a nivel nacional. El Ministerio de Justicia y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) tienen un gran reto: buscar una educación financiera y un ahorro provisional para la población que se encuentra recluida en todas las cárceles del país.

Así mismo el Ministerio de justicia señaló que “el Gobierno Nacional está preocupado por mejorar sus ingresos. Queremos que cuando queden en libertad, se enfrenten a la vida y que tengan una nueva oportunidad de manera digna. Estoy seguro de que lo van a lograr con sus ahorros. Todo será posible”.

Es importante destacar que con la implementación de este convenio ya hay 381 personas en los centros de reclusión vinculadas al programa BEPS.

El alto funcionario concluyó su intervención afirmando que está seguro de que con programas como los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), se cumplirá con la responsabilidad que tiene el Estado. “Siempre seré reiterativo en que el mayor interés del Gobierno es un mejor retorno de ustedes a la sociedad luego de pasar por este lugar”, puntualizó.