Off the record

Foto archivo El Nuevo Siglo

La calculadora electoral no para de funcionar en distintas sedes de campaña presidencial y al Congreso. En las toldas liberales, por ejemplo, se afirma que la consulta interpartidista para escoger candidato presidencial de coalición que van a realizar los candidatos Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez debería duplicar, por lo menos, la votación que obtuvo la consulta de las toldas rojas en noviembre pasado con el mismo fin. Recordó un dirigente rojo que la consulta liberal que le ganó Humberto De la Calle a Juan Fernando Cristo sumó más de 744 mil votos en total. Como se recuerda, la consulta costó más de 40 mil millones de pesos y recibió fuertes críticas de distintos sectores ya que sólo participó un poco más del 2 por ciento del censo electoral vigente.

Alerta roja por consulta  (II)

“La consulta de la coalición de centro derecha debe sumar de millón y medio (de votos) para arriba, de lo contrario sería un fracaso electoral… La consulta liberal tuvo casi 750 mil votos, y eso que se realizó sola, en una época fría en materia política y con apenas 4.381 puestos y 10 mil mesas de votación, sólo en las cabeceras municipales,  sin biometría, aplicativos de información a los votantes ni preconteo… Lo que significa que se redujo en un 40% todo el operativo electoral, con el fin de disminuir costos…La consulta del uribismo tendrá todos los puestos de votación funcionando, con la elección parlamentaria en paralelo y una campaña mucho más larga…”, precisó un congresista liberal en charla informal con reporteros políticos.

Descartan división en Eln

En los pasillos del Ministerio de Defensa se asegura que son falsos los rumores que se han escuchado en redes sociales respecto a que la guerrilla del Eln estaría dividida y que ello explicaría por qué no se han puesto de acuerdo respecto a la posibilidad de un nuevo cese el fuego. Una alta fuente castrense indicó que “… no hay tal división en los elenos y que la escalada terrorista de las últimas semanas se ha dado en todo el país, lo que pone de presente que no hay frentes a favor o en contra de la negociación de paz… Ese rumor de la división es una excusa para tratar de esquivar la condena nacional e internacional por su ofensiva terrorista… El Coce (Comando Central) sigue al mando y es responsable total y absoluto de los asesinatos y atentados antiguos y recientes”.

Precauciones uribistas

En tiempos de campaña hay que tomar todas las precauciones del caso. Por lo menos así lo consideran algunos aspirantes uribistas que se encuentran muy molestos por las acusaciones del partido Farc en torno a que el Centro Democrático sería el que está instigando los abucheos y protestas contra los candidatos al Congreso y la Presidencia de la guerrilla desmovilizada. “… Nosotros hemos dicho abierta y claramente que no estamos de acuerdo con la participación en política de personas sindicadas o condenadas por delitos atroces y de lesa humanidad… Las acusaciones infundadas del partido Farc contra nosotros son muy graves, sobre todo porque en muchas regiones hay grupos disidentes de esa guerrilla, que están armados y delinquiendo”, precisó un dirigente uribista regional.

¿Revivir Seguridad Democrática?

Y hablando de los uribistas, sus candidatos al Senado se encuentran en una campaña contra el reloj para tratar de sumar los votos que les aseguren una curul el 11 de marzo, contando claro está con el arrastre electoral de una votación tan fuerte como la de su cabeza de lista, el expresidente Uribe. Las propuestas están a la orden del día. Por ejemplo, el senador Alfredo Rangel está planteando la posibilidad de revivir la llamada “Política de Seguridad Democrática”, programa bandera del gobierno Uribe, bajo la tesis de que el mandato de Santos “acabó llevando al país a los más recientes hechos de violencia”.