Así lucharán candidatos contra corrupción

Foto Twitter
Rescatar la moral y la ética desde lo público, hasta la creación de un tribunal de cuentas, es lo que propusieron los aspirantes a la primera magistratura.  Igualmente cada uno se comprometió a trabajar creando fuertes medidas para sancionar al corrupto.  

_______

La corrupción es una problemática que preocupa altamente a las altas esferas políticas, por ello los candidatos presidenciales expusieron las políticas para combatirla en sus eventuales gobiernos, en un foro convocado por la Universidad del Rosario y el diario El Tiempo

Los candidatos Germán Vargas Lleras, Iván Duque, Humberto de la Calle, Piedad Córdoba, Alejandro Ordoñez y Carlos Caicedo coincidieron en que todo este fenómeno parte de la moral y le hicieron un llamado al sector educativo para que desde allí se trabaje por rescatar los valores.

Estrategias

El candidato Germán Vargas Lleras quien estuvo en el primer panel dijo que “si bien tengo una larga y destacable trayectoria en función de la lucha contra la corrupción, he dejado hoy en el debate un documento con numerosas y nuevas estrategias que implementaremos para seguir enfrentando a la corrupción con mayor fuerza y contundencia”. 

Aseguró Vargas Lleras que “la corrupción parece un monstruo de mil cabezas que se reinventa a diario, pero al cual vamos a erradicar atendiendo 5 pilares fundamentales: contratación, política, función pública, rama judicial y organismos de control”.

“Vamos a crear el tribunal de cuentas, un código de buen gobierno corporativo y un arsenal de normas en temas relacionados con la contratación, el fortalecimiento de la justicia y en la transparencia en la función pública”, dijo Vargas Lleras.

Agregó que “lo mío no son slogan oportunistas para ganar votos. Toda la vida, como lo he expuesto hoy, he estado combatiendo y de qué manera, a través de instrumentos eficaces a quienes se aprovechan de los recursos del Estado para enriquecerse personalmente”.

Sin rebajas de penas

Entre tanto Iván Duque, del Centro Democrático, manifestó durante el foro que “para luchar contra la corrupción tenemos que empezar por acabar con los carteles de únicos proponentes. Necesitamos sanciones ejemplares y efectivas a funcionarios y contratistas involucrados en carteles de contratación”.

Expresó que una de las herramientas para luchar contra la corrupción es el trabajo conjunto con los ciudadanos, “tenemos que empoderar al ciudadano para que nos ayude a combatir a los corruptos. Activaremos mecanismos de denuncia y recabación de pruebas, aprovechando la tecnología, las redes sociales y las líneas telefónicas”.

Y argumentó que otra de sus labores en caso de llegar a la Presidencia es eliminar las partidas globales del Presupuesto, que se prestan para cambiar recursos por votos de congresistas. “Las partidas deben ser de destinaciones específicas y abiertas a escrutinio público”, dijo.

“En nuestro gobierno los corruptos no tendrán beneficios penales, ni casa por cárcel, ni rebajas de penas. Ningún beneficio para los que roban los dineros de todos los colombianos”, señaló.

“Para los corruptos proponemos extinción de dominio exprés para que, rápidamente, podamos quitarles hasta el último peso que le han robado a la sociedad”, dijo

Sostuvo que “de qué nos sirve tener las mejores leyes, si tenemos los peores delincuentes. Quien gobierna tiene la responsabilidad de aplicar la ley con firmeza y transparencia: esa es la voluntad política con la que voy a gobernar”.

“Estamos dispuestos a gobernar sin el computador de Palacio. No al triqui traque de puestos por votos en el Congreso y apoyos electorales”, concluyó.

La cultura

Por su lado Humberto de la Calle, del Partido Libera, afirmó  que “pasamos de un feudalismo anticuado a un sistema rentista. No pasamos por la formación del capitalismo. Eso generó un deseo de apropiación de recursos naturales, de violencia, de organizaciones pseudo mafiosas que poco respeto tienen por lo que es de todos”.

Acerca de la raíz del problema, de la Calle aseguró que “el problema de la corrupción es un tema cultural. Las leyes son el primer paso para luchar contra la corrupción debido a su poder coercitivo, pero más allá de esto se debe fortalecer la educación para que acabemos la idea de que “el vivo vive del bobo”.

Propuso que “debemos potencializar la central de datos del Estado mediante la unificación de los sistemas para tener mayor acceso a la información y propender por la transparencia estatal”.

Frente a la corrupción en lo electoral subrayó que “las listas abiertas han incentivado la corrupción y han aumentado los costos de las campañas. Actualmente existen muchos vacíos y una cultura que minimiza una verdadera implementación de las campañas políticas”.

Recalcó también que “la ley no es suficiente por sí sola. Álvaro Gómez me dijo: “es muy fácil acabar los auxilios parlamentarios, es llamar y decir no pague”. La actitud comienza desde la Presidencia: el que me pida mermelada lo saco de la oficina y lo denuncio”.

Puntualizó en su intervención que “la decencia no debe ser un lema político sino una realidad necesaria. Todo lo que he hecho en mi vida lo he hecho con decencia, respetando a los demás. La decencia es un talante, un temperamento”.

Otras propuesta

En un segundo panel estuvieron Piedad Córdoba, Alejandro Ordóñez y Carlos Caicedo. Piedad Córdoba dijo sobre su propuesta en contra de la corrupción que “nosotros tenemos que fortalecer mucho la veeduría ciudadana, la participación de la gente, para que la gente haga seguimiento a las obras públicas y sobre todo construir desde la academia la ética pública”.

Indicó que otro de los puntos importantes es la de darle transparencia al tema de las compras en el país, que sea un Estado transparente. Recordó que el país debe administrar justicia, que definitivamente es la cenicienta.

“Deberíamos hacer un inventario  de todos estos casos de justicia que no se ha administrado, para que se pueda agilizarse este tema en el país”, resaltó.

Los valores

El ex procurador Alejandro Ordoñez consideró varios puntos importantes y dijo que “aquí es necesario hacer un énfasis en los buenos ciudadanos, ciudadanos con valores, ciudadanos con principios, la escala de valores está inventada desde hace dos mil años, en no robar, en no matar, son escalas de valores que están inmersas en nuestra cultura”

Ordoñez dijo que en Colombia no había justicia, lo que existe es una justicia que demora años y años. “Aquí debemos volver a  que el bandido le vuelva a temer a la autoridad, porque aquí el bandido no le teme a la autoridad”, sostuvo.

Por último Carlos Caicedo consideró que la violación de las normas están fundadas en la crisis de valores, y se debe evaluar qué es lo sé está enseñando en la escuela y en la universidad.

“Creo en una sociedad que discute una serie de tipologías y de axiologías y procura defenderla en medio de la modernidad, hay sectores que no creen en la diversidad hacer de esta una sociedad más incluyentes”, recalcó.

En síntesis indicó que se necesita una reforma estructural, una reforma de contenidos en lo educativo.