EL TRABAJO DE UNO DE LOS MEJORES FOTOGRAFOS DEL MUNDO
El Ojo de Estambul se posa en Bogotá

Foto Anadolu

PABLO PICASO, Winston Churchill, Salvador Dalí, Indira Gandhi, Alfred Hitchcock y millones de rostros más fueron captados por el ojo, siempre avizor, del armenio-turco  Ara Güler, y una pequeña muestra de su trabajo fotográfico puede apreciarse ahora en Bogotá.

En sus primeros años de juventud, Ara Güler se inclinó por el mundo de las artes e intentó hacer una carrera en el cine, donde comenzó trabajando en estudios de filmación. Sin embargo su destino sufrió un gran cambio cuando al rondar los 30 años y sin una experiencia en ese campo se postuló y fue elegido para ser el primer corresponsal de la compañía estadounidense Life-Time que abrió una sucursal en Estambul.

La calidad de su trabajo hizo que prontamente se posicionara en el mundo de los reporteros gráficos y tan solo meses después recibía encargos de Paris Match, Stern y The Sunday Times de Londres. Tres años más tarde, y tras cumplir su servicio militar fue empleado por la revista turca Hayatcomo para el cargo de jefe de fotografía.

Fue entonces cuando ya la pasión por el arte dramático mutó a la del periodismo. Con su cámara no sólo captaba momentos sino emociones e historias. Esa capacidad la amplió y perfeccionó cuando Henri Cartier Bresson y Marc Riboud lo reclutaron para la Agencia Magnum, a la que perteneció hasta su jubilación.

Al inicio de los años 60 fue nombrado como el primer turco en la Sociedad Americana de Fotógrafos de Medios en 1961 (ASMP por sus siglas en inglés) e incluido en el Anuario de Fotografía Británica.

Su obra es extensa: más de dos millones de fotografías de personajes, hechos, situaciones y la cotidianidad de su natal Estambul.  Ella le hizo merecedor de múltiples reconocimientos y la publicación de varios libros, al igual que lo convirtió en uno de los más codiciados artistas para exponer en importantes galerías del mundo.

Fiel convencido de la importancia de la presencia humana en sus fotografías y auto describiéndose como "historiador visual" fue el fundador del fotoperiodismo en Turquía. "Cuándo estoy tomando un cuadro de Aya Sofia, lo que cuenta es la persona que pasa y que estará de por vida en la foto", dice Guler para explicar que no  concede mucho valor a la fotografía como una búsqueda artística, sino como la comunicación de una vida, sentimiento o historia.

Un pedacito de su vasta obra se puede apreciar desde hoy y hasta el 10 de marzo en Bogotá con la  exposición: 'Ara Güler, Testigo de un siglo. Estambul, civilizaciones de Anatolia y retratos de celebridades', en  la Fundación Gilberto Alzate Avendaño.

La organización Aurora Prize premió a Güler por ayudar a preservar la vida de la humanidad y promover las causas humanitarias mediante sus fotografías.

La entidad asegura que muchas personas en el mundo vieron por primera vez a Winston Churchill, María Callas y Yasser Arafat a través del lente de Güler. Los rostros retratados por el fotógrafo turco también incluyen los de Pablo Picasso, Salvador Dalí, Indira Gandhi, Marc Chagall y Alfred Hitchcock.

“Sin embargo Güler es más conocido por sus verdaderas obras maestras: las imágenes de Estambul que reflejan la vida cotidiana de sus habitantes”, destacó la organización.

Güler, de 89 años, afirma que antes de tomar una fotografía le ofrecía su amistad a los retratados. “Primero me hacía amigo de ellos y solo entonces comenzaba el reportaje. Si quería hacer una historia sobre usted, yo no se lo decía. Debíamos hacernos amigos antes”, sostuvo en un perfil hecho por Aurora Prize.

Güler es considerado el fundador del fotoperiodismo en Turquía y su legado abarca más de dos millones de historias retratadas.

La obra de Güler ha sido exhibida en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en la feria de Colonia Photokina en Alemania, y en revistas como Horizon, Life, Time y Newsweek.

Güler tomó fotografías en países como Kenia, Nueva Guinea, India, Pakistán, Afganistán, Kazajistán e Irán.