EXTRACCIÓN, LEVANTAMIENTO, ADMINISTRACIÓN Y PROCESAMIENTO
Alivio en sector petrolero ante caída en costos

Foto cortesía
Colombia tiene un  costo más alto que otros países en transporte de hidrocarburos

___________________

Una disminución en los costos de producción significó un alivio para la difícil coyuntura que enfrentó el sector petrolero en 2017.

De acuerdo con un informe publicado por la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, en dicho periodo en promedio el costo de producir un barril de petróleo en el país fue de US$16,3 por barril, lo que significa una disminución de 8 % con relación a los US$17,7 por barril que se promediaban el año anterior.

La cifra incluye en su cuenta los costos de extracción del crudo, levantamiento, gastos administrativos y otros asociados con el procesamiento del crudo, y de transporte desde el campo de producción hasta el puerto de exportación. Excluye, sin embargo, los gastos de capital (Capex) que se invierten en maquinaria, obras e infraestructura de producción.

El estudio se hizo a través de encuestas realizadas a 29 compañías con activos en Colombia, que concentran 89 % de la producción de petróleo y gas en el país.

Uno de los datos significativos del informe es la gran diversidad existente en distintos campos petroleros, en los que se registran costos de operación desde los 10 dólares por barril hasta los 34 dólares por barril, lo que refleja las diferentes condiciones de producción y transporte que varían principalmente según el tipo de crudo (pesado o convencional) y la ubicación del campo con relación a la infraestructura de transporte.

 

Extracción

El reporte del gremio dice que en cuanto al costo de extracción US$ 7,7/bl promedio en Colombia: Representa el 47% del costo total de operación. Incluye levantamiento (lifting cost), gastos de administración y otros asociados con el procesamiento del crudo. Excluye costo de transporte del campo al puerto de exportación, señala el informe.

La mayoría de empresas afirmó que el menor ritmo de reducción del costo de extracción registrado en 2017, sin transporte a puerto, se debió a que el mayor ajuste a los bajos precios del crudo tuvo lugar entre 2015 y 2016, lo cual incluyó renegociación de tarifas con contratistas, eficiencias operacionales, sinergias, reprogramación de actividades / logística y extensión de los ciclos de mantenimiento, entre otros.

Explica la ACP en su informe que tras la caída en los precios internacionales del crudo, desde el año 2015 la industria en Colombia ha logrado una disminución acumulada del costo de extracción, sin transporte, entre 35% y 40%, incluso por encima del promedio mundial cuya disminución en el mismo período ascendió a 30%, según informe publicado por Wood Mackenzie en diciembre de 2017.

Vale la pena mencionar que la fuerte devaluación en Colombia ayudó en la reducción del gasto operativo en dólares, pues los gastos generados en pesos tienen una participación significativa 60% -70%, según estudios del gremio de años anteriores.

Para el año 2018 la gran mayoría de las empresas no espera reducciones adicionales del gasto operativo, el 58% espera que su costo de producción se mantenga en los niveles de 2017; 26% piensa que aumentará y 16% que se reducirá.

Esta expectativa está en línea con la tendencia esperada a nivel mundial donde se espera el incremento en el precio del crudo y la actividad traiga aparejado un aumento en los costos de producción.

 

Transporte

Por su parte, el costo de transporte de crudo, consolidando carrotanque, fluvial y oleoducto, disminuyó 8% frente a 2016, a un promedio de US$ 8,6 / bl.

Respecto a lo anterior vale señalar que se redujo el volumen de petróleo transportado por carrotanque utilizando más los oleoductos, por un lado porque en algunos de ellos entraron en operación adecuaciones que les permitieron movilizar más crudos pesados, anteriormente transportados por carrotanque, de otro lado, porque la caída en la producción liberó capacidad en los tubos.

A lo anterior se suma la reducción en las tarifas de transporte por carrotanque hasta -70% en 2015-2016 y la devaluación del peso, lo cual fue fundamental para la reducción del costo de transporte de crudo.

En comparación con otros países productores, el transporte en Colombia sigue teniendo un valor considerablemente superior, este rubro tiene un peso de 28 % en el total del costo operativo de producción promediado en otras naciones con operaciones petroleras.

“Debemos aprender de las lecciones pasadas, el alza que hemos visto en los precios del petróleo en los últimos meses no nos puede llevar a perder de vista los desafíos que tiene el país en materia de competitividad para que la industria de hidrocarburos siga siendo un aporte fundamental para el desarrollo económico y social de Colombia y sus regiones”, señaló el presidente de la ACP, Francisco José Lloreda Mera.

La mayoría de empresas opina que hay importantes oportunidades de mejora en las tarifas de oleoductos, al punto que una tercera parte de las encuestadas mencionó que reducirlas debería ser una de las prioridades en la agenda regulatoria del Gobierno Nacional, estas tarifas son reguladas por el Ministerio de Minas y Energía.

Ello es importante porque en 2017 la participación del transporte en el costo operativo total de las petroleras en el país fue 53%, manteniéndose en el mismo nivel del año 2016 y muy por encima del promedio mundial, donde el costo de transporte y gastos administrativos no supera los USD 4 / bl y representa en promedio menos del 28% de los costos totales.

Varias empresas mencionaron que para 2018 esperan un aumento en el costo de transporte por carrotanque, ante la necesidad de inversiones para el mantenimiento y renovación de la flota.

Señala el informe de vicepresidencia de asuntos económicos de la APC que, si bien durante 2017 el costo de operación en los campos petroleros continuó decreciendo, dicha reducción fue inferior a los años previos.

Para 2018 la mayoría de las empresas espera que estos se mantengan dado que una parte considerable del ajuste en costos se logró por las eficiencias operacionales implementadas. En opinión de las compañías encuestadas, hay una gran oportunidad de reducción en las tarifas de transporte por oleoductos reguladas por el Gobierno Nacional, las cuales representan más de la mitad del Costo operacional y hacen que Colombia sea uno de los países con mayor costo de transporte.

A mediano plazo, analistas internacionales coinciden en que podría haber una tendencia alcista en la medida que los precios se recuperen y por ende las actividades de exploración y producción aumenten.