OPTIMISMO EN EL SECTOR
Inversión petrolera se pondrá al día este año

2017 es un año de mayor optimismo para el sector petrolero no solo en Colombia sino el mundo por el repunte del precio del crudo en el mercado internacional.

Así lo consideró el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco José Lloreda Mera, quien dijo que luego de un año difícil por los bajos precios internacionales y el aplazamiento de muchos de los proyectos que se adelantaban en Colombia.

Al hablar del nivel alcanzado por los precios internacionales del crudo, Lloreda dijo que para hablar de ‘boom’ petrolero desde el punto de vista de los precios, es necesario pensar en niveles más altos y que éstos se mantengan así por un tiempo determinado.

En una encuesta realizada con nuestras empresa a finales de 2016, los promedios de pronósticos de precios se situaron en rangos de US$55 - US$60 por barril. Sin embargo las condiciones actuales del mercado hacen que sea difícil predecir el rumbo que tomarán las cotizaciones.

No obstante lo que si vemos es un repunte tanto en los presupuestos de inversión y de producción.

Ahora bien, hay que aclarar que aun si se cumplen los pronósticos más optimistas, no sería suficiente para hablar de in ‘boom’ en el sector.

Según el dirigente, los recursos para exploración aumentarían en 2017, principalmente debido a que existen compromisos de inversión por US$1.200 millones y muchos de ellos se vencen este año.

Sostuvo que buena parte del cumplimiento de estas obligaciones contractuales estaban programadas para ejecutarse entre 2015 y 2016, pero se aplazaron debido a los acuerdos implementados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, que permitieron a las empresas ajustar la ejecución de sus inversiones, salvar proyectos y afrontar la difícil situación de precios bajos que sacudió al sector en los últimos dos años.

La inversión en exploración para 2017 está proyectada entre los US$1.400 y los US$1570 millones.

 

Producción

En materia de producción, la ACP estima que los pronósticos del Gobierno de los del gremio coinciden en indicar que al menos en 2017 no volveremos al millón de barriles por día.

La producción, dijo Lloreda, va a depender de lo que ocurra con el precio y con la dinámica de recuperación de los pozos de desarrollo, que a su vez dependen de factores internos de competitividad.

Dijo que el presupuesto de inversión estará entre US$3.070 y US$3.370 millones, que se verán reflejados en la realización de 600 a 700 pozos de desarrollo.

Para Lloreda Mera, esta inversión estaría enfocada principalmente a detener la caída en la producción, lo que permitiría que la producción se ubique entre 890 mil y 910 mil barriles promedio diario en 2017, relativamente estable frente a la cifra registrada en 2016.

El directivo dijo a EL NUEVO SIGLO, que esta mejora en las expectativas son el resultado del trabajo conjunto realizado por la industria y el Gobierno para sacar adelante medidas que permitan aumentar la inversión en exploración y producción de hidrocarburos, y con ello incrementar los aportes de esta industria a las cuentas de la Nación y al desarrollo social y económico de las regiones.

Lloreda Mera destacó además que los estímulos otorgados por el Gobierno a la exploración Costa Afuera han logrado que la tendencia de inversión en este campo se mantenga al alza.

En 2017 las empresas tienen planeado destinar US$650 millones en exploración petrolera marítima.

Destacó también que vale la pena resaltar el resultado de un esfuerzo de las empresas, que lograron reducir los costos de producción y transporte durante 2016 en aproximadamente 30% respecto al año anterior, para ubicarse en US$18 dólares.

Por un lado, hubo una reducción de 27 % en los costos de transporte, que fue posible gracias a la menor proporción de crudo transportado por carrotanque, donde también se registró una disminución de tarifas.

La renegociación de contratos de servicios y las eficiencias operacionales también facilitaron esta reducción de los costos.

 

Optimismo

El presidente de la ACP, Francisco José Lloreda Mera, destacó además que parte del optimismo de las empresas para el presente año proviene de una mejor expectativa con relación a los precios del crudo, ya que las empresas esperan que el barril de Brent se cotice entre 50 y 55 dólares en promedio y eso es lo que ha venido sucediendo hasta el momento.

Las compañías operadoras también están a la expectativa de la aplicación de los estímulos tributarios anunciados por el Gobierno, que facilitarán la inversión en particular en exploración y en recobro mejorado. Algunas de estas medidas se dieron en la reforma tributaria que tramitó y aprobó el Congreso.

No obstante, el dirigente gremial aseguró que aún con el repunte de inversiones que se calcula para 2017, el monto esperado no se acerca a lo que el país necesita: Estudios del Gobierno Nacional han estimado que se requieren entre US$7.000 y US$9.000 millones de inversión anual en el sector para poder mantener la autosuficiencia petrolera en el largo plazo, con los US$4.700 millones estimados para 2017 aún estamos a mitad de camino de alcanzar esa meta”, sostuvo.

 

El ambiente de inversión

La Asociación Colombiana de Petróleo realizó un Estudio de Ambiente de Inversión basado en encuestas realizadas a 28 empresas que representan el 98 % de la producción y el 90 % de la exploración en Colombia.

Según el presidente de ACP, en las entrevistas realizadas se les pidió a los presidentes de las compañías que evaluaran de uno a cinco el ambiente de inversión en Colombia en varios aspectos, siendo uno la mínima calificación y cinco la máxima.

Ninguno de los diez aspectos incluidos en la encuesta tuvo una calificación superior a 4, ni por debajo de 2.

Lloreda dijo que la encuesta reveló que los factores con menor percepción fueron aspectos relacionados con conflictividad social, trámites ambientales y consulta previa. Además un nuevo elemento empezó a cobrar relevancia en la encuesta y es el de la estabilidad en las reglas del juego.

En las entrevistas fueron mencionados con frecuencia casos como el de la revocatoria de la licencia Serranía de Hupecol y los fallos de la Corte Constitucional que crearon confusión en torno a las reglas de juego para operar en territorio, según los encuestados.

Además, hay que recordar, dijo Lloreda, que en 2016 entre 4.000 y 5.000 barriles de crudo promedio diario se dejaron de producir por cuenta de bloqueos, ataques a la infraestructura y decisiones judiciales.

El aspecto fiscal también fue calificado como regular y fue el factor al que mayor relevancia le dieron las compañías. Cabe recordar que en 2013 esta variable era percibida como una de las fortalezas del país.

Por otro lado las empresas evaluaron el potencial geológico del país de manera positiva, así como la estabilidad política, la oferta local de bienes y servicios, la seguridad en las operaciones y la infraestructura, aunque en este último manifestaron preocupación por las altas tarifas.