DECRETOS DE SANTOS CON FACULTADES
Dineros de regalías irán a implementación de paz

Foto archivo El Nuevo Siglo

Una parte del saldo del portafolio del Fondo Nacional de Regalías en liquidación será utilizado para financiar proyectos de inversión para la implementación del acuerdo de paz. Así lo establece un decreto firmado por el presidente Santos en uso de las facultades extraordinarias que en este sentido le dio el Acto Legislativo por la Paz durante seis meses.

La administración Santos logró en 2011 que el Congreso de la República le aprobara una reforma al Sistema General de Regalías para que los recursos que se generan por las industrias extractivas no se quedaran, casi en su totalidad, en las regiones productoras sino que a partir de la misma se distribuyan entre todas las entidades territoriales. 

Mediante el Acto Legislativo 5 de 2011, que modificó los artículos 360 y 361 de la Constitución Política, se constituyó el Sistema General de Regalías a partir del 1 de enero de 2012, el cual sustituyó el Régimen de Regalías y Compensaciones anterior vigente hasta el 31 de diciembre de 2011.

Producto de lo anterior fue suprimido el Fondo Nacional de Regalías  y en desarrollo de este mandato, en el Decreto de 2011 se definió el procedimiento y plazos para su liquidación.

Asimismo, la Ley 1530 de 2012 estableció que la supresión del Fondo Nacional de Regalías  tendría lugar a partir del 1  de enero de 2012 y que su liquidación se regiría por las disposiciones de la Ley 489 de 1998, el Decreto-ley… de 2000 y la Ley 1105 de 2006.

 

La Ley 1530 de 2012 señala que los saldos del portafolio del Fondo Nacional de Regalías, luego  de aplicar lo dispuesto en la mencionada ley y descontados los recursos necesarios para atender el giro de las asignaciones a proyectos de inversión previamente aprobados, se destinarían prioritariamente a la reconstrucción de la infraestructura vial del país y a la recuperación ambiental de las zonas afectadas por la emergencia invernal del 2010 -2011, precisando en su parágrafo que en la reconstrucción de la infraestructura vial, tendrían prioridad las vías terciarias y la mitigación y prevención de riesgo de las cuencas hidrográficas.

Sin embargo, ahora el Gobierno nacional señala en el Decreto 248 de 2017 que “además de lo dispuesto en el artículo 139 de la Ley 1530 de 2012, se considera pertinente el uso de los saldos del portafolio del Fondo Nacional de Regalías en liquidación para la financiación de la implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”.

De igual forma, la Ley 863 de 2003 determinó los porcentajes de los recursos de regalías y compensaciones directas y del Fondo Nacional de Regalías que se trasladaban al Fonpet (Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales).

Inversiones

El decreto presidencial además de trasladar el saldo del Fondo Nacional de Regalías, que resultase luego del giro de asignaciones a proyectos de inversión previamente aprobados, para financiar proyectos de inversión para la implementación del acuerdo de paz, de igual forma destina a este propósito los excedentes de cada entidad territorial hoy en el Fonpet que sobrepasen el cubrimiento requerido de su pasivo pensional y cuya fuente sea el Fondo Nacional de Regalías  o regalías y compensaciones causadas al 31 de diciembre de 2011.

Uno de los principales retos tras la firma de la paz con las Farc es la financiación de las inversiones que se necesita hacer en la etapa del posconflicto, ya sea en cumplimiento de lo pactado en La Habana o porque se requiere generar desarrollo en las regiones que fueron más golpeadas por el conflicto armado.

La implementación del proceso de posconflicto durante una década podría tener un costo  de $93 billones, según calculó hace algunos meses Julian Hottinger, experto suizo que participó en las negociaciones del acuerdo de paz.

“Para aplicar el proceso de posconflicto durante diez años se necesitarán 31.000 millones de dólares, unos 93 billones de pesos. Es una cifra descomunal y obviamente no podrá ser asumida por un solo país, habrá que ver cómo se reparte", dijo en esa ocasión el experto.

Colombia espera financiar una parte de las multimillonarias inversiones con recursos de cooperación internacional, pero el grueso de los dineros tendrá que salir del presupuesto nacional.

Precisamente, el pasado martes el presidente Santos lanzó el Fondo  Colombia en Paz, que canalizará recursos de cooperación internacional, integrado por el Fondo de la ONU, el Fondo del Banco Mundial, el Fondo de la Unión Europea y el Fondo del BID.