BUSCAN DESESTIMULAR EL USO DEL CARRO
Concejo distrital da vía libre a plan de movilidad sostenible

Foto archivo El Nuevo Siglo

Ante la fuerte contaminación ambiental que sufre la capital del país, la plenaria de Concejo aprobó el proyecto de acuerdo que crea la estrategia de movilidad sostenible, iniciativa de concejales de las bancadas Centro Democrático, Partido Conservador y Alianza Verde.

El concejal Nelson Cubides, uno de los autores del proyecto explicó que como objetivo está educar y exponer la necesidad de conocer las ventajas de utilizar otras formas de movilidad que sean sostenibles y que tengan menos impacto negativo para la salud pública y el medio ambiente.

Implementar estrategias de movilidad alternativa y sostenible tanto para los ciudadanos en general como en las entidades distritales harán parte de la estrategia, con el propósito de impulsar y promover una mejor movilidad cotidiana. Así mismo desestimular y reducir la dependencia y el uso de vehículo privado y fortalecer el uso del transporte público y el colectivo será fundamental durante este proceso.

Uno de los problemas más determinantes que afectan la calidad de vida de los ciudadanos es la movilidad, generando complicaciones como el incremento y la saturación del parque automotor, el atraso en la infraestructura vial, la poca o nula planeación para articular el transporte urbano y el intermunicipal, y una mayor demanda de tránsito.

El actual modelo de transporte y el uso del vehículo particular como medio principal genera emisiones importantes de CO2, lo cual afecta la salud de los ciudadanos y el deterioro del medio ambiente generando altos costos económicos y sociales.

‘‘Independientemente del origen, las causas o factores que alimentan esta problemática, no se puede permitir llegar a otros extremos que hagan más grave la situación que a diario se vive en la ciudad, sin que se propongan soluciones o sin que se contribuya a mejorar las condiciones de movilidad’’, afirmó el Concejal conservador.

La encuesta de percepción ciudadana 2016 evidenció la necesidad de estimular el uso de medios de transporte alternativos, debido a que en el último año los ciudadanos percibieron que sus trayectos habituales duraron más tiempo (62%). En cuanto a la satisfacción con los medios de transporte convencionales se reportó que sólo el 18% está satisfecho con Transmilenio, el 32% con el SITP, el 65% con el carro particular y el 46% con el taxi; cifras que evidencian la insatisfacción por parte de los ciudadanos en materia de transporte público, razón por la cual el transporte vehicular privado sigue siendo su primera opción.

A su turno, los concejales Diego Molano, del Centro Democrático, y Emel Rojas, del Partido Libres, presentaron ponencia positiva unificada y argumentaron que esta iniciativa tiene el objetivo de desestimular el uso del carro particular para disminuir la contaminación ambiental y auditiva, mejorar los tiempos de movilización y por ende, aumentar la calidad de vida.

La concejala del Centro Democrático Ángela Garzón, también autora de la iniciativa, señaló que Bogotá es la ciudad latinoamericana en la que los ciudadanos tardan más tiempo en movilizarse de un lugar a otro, con 97 minutos en promedio cada desplazamiento; es la ciudad con el mayor número de personas que viajan más de 2 horas diarias y una en la que los ciudadanos esperan más tiempo en un paradero, 20 minutos en promedio.

El concejal Diego Molano reveló que un estudio de la Universidad de Los Andes proyecta que en el año 2045 se pasará de 2 millones de carros particulares a 3 millones 300 mil vehículos.

Adicionalmente, el concejal Emel Rojas afirmó que el 36% de la contaminación que se produce al año en Bogotá es generada por los vehículos. “Tenemos que volver a caminar, tenemos que volver a la gente más peatón que dependiente de un carro”, expresó el cabildante.

El secretario Distrital de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, expresó que la iniciativa es respaldada por la Administración y destacó que ésta envía un claro mensaje de que la movilidad sostenible involucra las decisiones de los ciudadanos de utilizar mejor los recursos que existen.

En un año deberá estar implementada la estrategia y aplicarse en todas las entidades del Distrito, con la intención de que sea replicada en el sector privado.