¿Podrá la ONU destrabar proceso con el Eln?

Foto archivo
Visita del secretario General, Antonio Guterres, ha despertado la curiosidad en el ambiente político de si sus buenos oficios servirán para que el proceso de paz con el grupo guerrillero siga adelante luego de finalizar el cese el fuego bilateral

____________

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, realizará desde hoy una visita oficial al país con el propósito de apoyar los esfuerzos de paz. Pero su presencia puede dar una luz tanto al Gobierno con al Eln para que reinicien las negociaciones en Quito.

Su agenda incluye reuniones con el presidente Juan Manuel Santos Calderón y funcionarios del Gobierno y las Fuerzas Armadas, así como con líderes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) y la Iglesia Católica.

Durante su estadía en Bogotá, el Secretario General también se reunirá con representantes de la sociedad civil y con la Misión de Verificación de las Naciones Unidas y el Equipo de País de agencias de Naciones Unidas que trabajan en Colombia.

Mañana el Secretario General viajará al departamento del Meta, donde su agenda incluirá, entre otras actividades, una visita a un Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de ex combatientes de Farc.

El Secretario General dará una conferencia de prensa al finalizar su visita el domingo por la tarde y estará de regreso en la oficina el lunes por la mañana.

Sin embargo, esta visita puede ser clave para el reinició de los diálogos que están suspendidos por decisión del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, tras la finalización del cese el fuego y el reinicio de una ola de atentados por parte del Eln.

Una señal positiva en esta coyuntura es que los miembros del Consejo de Seguridad han reiterado su pleno apoyo al proceso de paz en Colombia cobre todo con el acordado con las Farc.

Liderazgo

Los miembros del Consejo de Seguridad acogieron con beneplácito el liderazgo y el compromiso continuo de las partes, así como los acontecimientos positivos de los últimos tres meses, incluida la transformación de las Farc de un grupo armado a un partido político, e instaron a que se siga impulsando la plena implementación del Acuerdo de Paz, incluyendo la efectiva reincorporación política, jurídica y socioeconómica de las Farc.

Los miembros del Consejo de Seguridad hicieron eco de la preocupación del Secretario General por el aumento de la inseguridad en algunas de las zonas afectadas por el conflicto y acogieron con beneplácito los importantes esfuerzos del Gobierno de Colombia para abordar estas preocupaciones, así como las medidas para abordar otros problemas, incluido el acceso a tierras, y así mismo esperan su rápida implementación.

De otra parte, los miembros del Consejo de Seguridad lamentaron los ataques de hoy por parte del Eln y expresaron su esperanza de que el Gobierno de Colombia y el Eln reanuden los esfuerzos para acordar una renovación y fortalecimiento del cese del fuego para evitar el retorno al conflicto y proteger los logros humanitarios alcanzados en los últimos tres meses.

Esta posición de la ONU tiene que ver con el proceso de Verificación y Veeduría del Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional entre el Gobierno de Colombia y el Eln. De allí que  la Conferencia Episcopal y la Misión de Verificación de la ONU en Colombia hicieron un llamado a las partes a preservar los logros obtenidos en materia de reducción de violencia durante los meses de vigencia del cese al fuego.

Misiones

Señalan que “la Misión de Verificación de la ONU y la Conferencia Episcopal son conscientes de las dificultades del cese al fuego temporal y de la falta de consenso en relación con la implementación de determinados aspectos del Acuerdo de Quito. Comparten la necesidad de un acuerdo de cese al fuego más robusto que genere mayor confianza entre las partes y en la sociedad colombiana”. 

Asimismo recalcan el alivio humanitario que el Cese al Fuego temporal ha representado para las comunidades y la disminución de la violencia en la mayoría de las zonas afectadas por el conflicto.  Son beneficios tangibles que redundan en mayor legitimidad para el proceso de paz.  

En víspera del cumplimiento del plazo del cese al fuego temporal, la Conferencia Episcopal y la Misión de la ONU exhortan al Gobierno de Colombia y al Ejército de Liberación Nacional para perseverar en los diálogos, avanzar más aún hacia la reducción de la violencia, y consolidar y ampliar los beneficios logrados para las comunidades desde el establecimiento del cese al fuego el 1 de octubre.

Informe trimestral

Asimismo, en su primer Informe trimestral al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia- que cubre el periodo 26 de septiembre al 26 de diciembre 2017-, el Secretario General Antonio Guterres hizo un balance sobre la implementación de los puntos 3.2 y 3.4 del Acuerdo Final de Paz, relacionados con la reincorporación de las Farc y las garantías de seguridad para las comunidades y organizaciones en los territorios.

En su Informe, el Secretario General destaca el impacto tangible que el proceso de paz ha tenido en el país y las oportunidades que se han abierto para atender desafíos históricos.

Entre los avances positivos de los últimos tres meses, el Informe resalta la transición de las antiguas Farc a la vida política legal.  “Cambiar las armas por la política y la oportunidad de participar en las elecciones fue un objetivo fundamental del proceso de paz. Los próximos meses serán cruciales para alcanzar ese objetivo, y será esencial contar con disposiciones de seguridad adecuadas para todos”.

Con respecto a las garantías de seguridad, el Informe del Secretario General reconoce las mejoras en los indicadores de seguridad a nivel nacional.  A la vez, el Informe refleja preocupación sobre la inseguridad en zonas rurales afectadas por el conflicto, incluyendo territorios de mayor incidencia de las Farc previo a su dejación de armas.  

El Informe denota preocupación por el creciente número de asesinatos de líderes sociales, defensores(as) de derechos humanos, activistas de restitución de tierras y promotores de programas de sustitución de cultivos, así como los homicidios de ex integrantes de las Farc.  Además, el informe resalta el incidente sucedido en Tumaco el 5 de octubre de 2017, en el cual siete personas fueron asesinadas y 20 heridas durante una operación de erradicación de coca, como uno de los casos más serios desde la firma del Acuerdo de Paz.

El Secretario General recuerda que una reincorporación exitosa de ex combatientes es fundamental para la estabilización de las áreas más afectadas por el conflicto y garantizar la no repetición, y subraya que dicha reincorporación "es una inversión en la seguridad y el desarrollo de las comunidades rurales".  En este sentido, hace un llamado sobre la importancia de que el Consejo Nacional de Reincorporación adopte su plan nacional de reincorporación, como herramienta fundamental para darle dinamismo y coherencia a este proceso.  Asimismo recuerda que el pleno tránsito a la legalidad de ex guerrilleros y ex guerrilleras sigue siendo un pre-requisito indispensable para la reincorporación y recalca la urgencia de resolver los casos pendientes.

 

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

El Nuevo Siglo en Facebook