Ordóñez, candidato conservador

El Partido Conservador es un gran elector nacional, cuenta con más de dos millones de votos vigentes y una maquinaria política envidiable. Sus parlamentarios y líderes regionales son electores por naturaleza. Pero en asuntos de candidatura presidencial el partido se complica. A estas alturas de la contienda la colectividad no tiene candidato definido y dejó ir de sus toldas a dos grandes personajes con posibilidades de triunfo: Marta Lucía Ramírez, quien hizo tránsito al pastranismo y Alejandro Ordóñez, quien en solitario recogió dos millones doscientas mil firmas para su candidatura por un grupo significativo de ciudadanos. Ambos candidatos son válidos, Marta Lucía decidió medírsele a la consulta con el candidato del CD, Iván Duque.

Ante esta realidad el presidente del Partido, varios directoristas y muchos parlamentarios quieren que Alejandro Ordóñez sea el candidato conservador, esta posibilidad se dibuja para la próxima convención nacional fijada para el 4 de febrero. Desde luego que respetando el juego democrático, Ordóñez deberá competir con otros dos precandidatos ya inscritos: el exministro Rubén Darío Lizarralde y el exgobernador Ubeimar Delgado. Al no estar Marta Lucía las posibilidades de que Ordóñez gane la candidatura conservadora son grandes, pues regresaría aportando más de dos millones de firmas, soporte que adolecen los otros dos precandidatos.

Ordóñez como candidato oficial del Partido Conservador con todo el respaldo de la fuerza electoral azul, puede participar en la consulta de la derecha con Duque y Marta Lucía teniendo serias posibilidades de salir triunfador, pues ahí las cargas estarían parejas ya que Duque no crece hasta ahora en las encuestas y Marta Lucía quien tiene una votación comprobada como excandidata del Partido, pues gran parte de esa votación organizada se trasladaría al candidato oficial del partido que sería Ordóñez, ya que el pastranismo carece de votos propios significativos, de tal suerte que el esfuerzo de Marta Lucía sería propio y ella es mujer luchadora y valiente.

Bajo ese escenario la candidatura del centro derecha podría estar representada por Ordóñez de salir triunfador en la consulta, tomando una enorme fuerza y polarizando las tendencias: izquierda con Fajardo o Petro y derecha por Ordóñez.

El país no tiene alternativa para la próxima presidencia, es de izquierda o  derecha, no nos equivoquemos, la suerte está echada y los caminos del medio no prosperarán en esta oportunidad porque la situación social, política y económica de Colombia clama a gritos una conducción definida que no encontró en el actual gobierno.

En ese orden de ideas, si Ordoñez toma la decisión de aceptar la candidatura conservadora sus opciones de alcanzar la presidencia serían muy altas siendo un acierto para el país. De los próximos gobiernos y cual sea su ideología, depende la suerte nacional para los próximos 30 años o más.

Mucho ojo, no se le puede hacer juego a la idea de Cuba expresada por las Farc del gobierno de transición, que es para abrir camino al socialismo del siglo XXI en Colombia.

[email protected]