Off the record

Foto archivo

De aquello nada…

Hace un año, por estas fechas, el presidente Santos proponía que la financiación de las campañas políticas fuera ciento por ciento estatal. Al instalar la Misión Electoral Especial, creada con el objetivo de proyectar las bases de una reforma política de gran espectro, el Jefe de Estado sostuvo que si la actividad proselitista era pagada totalmente por el presupuesto público podría lograrse una mayor transparencia en la política y una menor corrupción. “Piensen si en este momento para el país, por un par de periodos, no sería conveniente una financiación ciento por ciento estatal, para dejar a un lado todas esas injerencias de todos los contratistas y de todos los intereses económicos, sobre nuestra democracia”, declaró el Mandatario.

La reforma hundida

Un año después de la instalación de esa Misión todo sigue igual. Como se sabe, esa instancia presentó al Gobierno tiempo después las bases de una reforma política y electoral de gran espectro, que luego fue modificada por el Gobierno tras una serie de consultas partidistas. Aunque fue llevada al Congreso en el segundo semestre del año pasado, lo cierto es que nunca contó con el suficiente apoyo partidista, y al final la iniciativa se terminó hundiendo en la plenaria del Senado, a finales de noviembre, cuando agonizaba el ‘fast track’ o vía rápida legislativa mediante el cual se tramitaron los proyectos relacionados o derivados del acuerdo de paz con las Farc.

Un año de Carrillo

El lunes cumple un año de posesionado el procurador general Fernando Carrillo. Han sido doce meses intensos en los que al jefe del Ministerio Público ha tenido que enfrentar desafíos de gran calado, especialmente los relacionados con las pesquisas disciplinarias por los grandes escándalos de corrupción como los de los sobornos de Odebrecht y el ‘cartel de la toga’. De igual manera, Carrillo ha sido muy propositivo en materia de reforma a la justicia y el proceso de implementación del acuerdo de paz con las Farc. Hasta el momento no ha tenido ni afrontado problemas ni polémicas a nivel interno, en tanto que en los pasillos de la Procuraduría se le reconoce por haber mostrado mucha independencia en la designación de los procuradores regionales y delegados.

Un año del vice

Y para seguir hablando de hechos ocurridos en las primeras semanas de enero, se recuerda que fue precisamente un 12 de ese mes, en 2017, cuando el presidente Santos acabó con todas las especulaciones que se venían generando alrededor de quién sería el reemplazo de Germán Vargas Lleras como Vicepresidente. El Jefe de Estado, en una entrevista radial, respondió la pregunta que tantas veces le habían formulado pero que siempre esquivaba. Sin embargo, ahora fue distinto y dijo: “El general Naranjo es una persona que le ha servido a este país toda su vida. Es una persona cuya lealtad está a toda prueba, es una persona que se ha ganado el respeto de los colombianos y del mundo… Es una persona que hizo un trabajo impecable como negociador plenipotenciario en el proceso de paz. Y estoy seguro que será un gran Vicepresidente reemplazando al doctor Germán Vargas…”, precisó el mandatario, acabando con uno de los temas más recurrentes de los corrillos políticos.

Muchos altibajos

Un año después, el panorama para el Vicepresidente es claroscuro. De un lado, la crisis de orden público en Nariño y Tumaco, problemática que Santos le ordenó afrontar personalmente meses atrás, e incluso se trasladó a esa región por varios días, continúa complicándose al punto que esta semana fue necesario remitir a la región más de 2.000 efectivos militares más. Y, de otro, Naranjo estuvo en Nueva York, interviniendo ante el pleno del Consejo de Seguridad de la ONU, sin duda el escenario más importante en el que ha actuado desde que llegó al Gobierno, en marzo pasado. Allí el general (r) defendió el proceso de implementación del acuerdo de paz con las Farc y recalcó que el Estado cumplirá con lo pactado.

 

 

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

El Nuevo Siglo en Facebook