INSISTE EN QUE 16 CURULES DE PAZ ESTÀN HUNDIDAS
Congreso busca curules para víctimas

Foto archivo
El Presidente del Parlamento aclaró que en aras de hacer prevalecer los derechos de quienes fueron afectados en el marco del conflicto armado se buscará una salida, aunque reiteró que no por ello le pueden dar la razón del Gobierno al querer revivir un proyecto de reforma constitucional que fue hundido
________________________

El Senado de la República reiteró que está hundido el proyecto de acto legislativo que buscaba crear 16 circunscripciones especiales de paz en la Cámara de Representantes. El presidente del Congreso, el senador Efraín Cepeda, anunció que presentaron dos recursos de impugnación contra sendos fallos del Tribunal Administrativo de Cundinamarca y el juzgado 16 administrativo del circuito de Bogotá, pues a su juicio desconocen esta decisión. No obstante el Parlamentario indicó que se buscará una fórmula para dar representación a las víctimas en esas pretendidas curules.

El senador Cepeda explicó que “en ejercicio del derecho constitucional al debido proceso, nos hemos visto abocados a presentar las impugnaciones correspondientes en la medida en que discrepamos con sólidos fundamentos jurídicos de las decisiones de las autoridades judiciales que tratan de revivir un acto legislativo que no surgió válidamente a la vida jurídica por la no aprobación de la mayoría absoluta del Senado”.

 

Una de las impugnaciones de la Mesa Directiva del Senado es contra el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que ordenó al Presidente del Senado enviar este proyecto de reforma constitucional a la Casa de Nariño para su promulgación, al resolver una acción de cumplimiento que impetró el ministro del Interior, Guillermo Rivera.

La otra sentencia impugnada por el Senado de la República es del juzgado 16 administrativo del circuito de Bogotá, que a través de una acción de tutela obligaba al presidente del Senado a enviar este acto legislativo a la Gaceta del Congreso para que así fuera después estudiado por la Corte Constitucional.

 

Sobre esta acción de tutela el Presidente del Congreso señaló que es improcedente teniendo en cuenta que “es un recurso de naturaleza subsidiaria, lo cual supone que solo puede ejercitarse cuando no se tiene a la mano ningún otro recurso judicial que se pueda hacer valer”.

En el caso del fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca la acción impetrada por el Senado apeló a una posible nulidad procesal debido a la rapidez con la que el Tribunal falló el proceso sin tener en cuenta los argumentos expuestos en la contestación de la demanda. Contextualizó que se empezó a contabilizar el término para la respuesta con anterioridad a la fecha en la que se recibió la notificación, por lo que no es posible demostrar que, en efecto, haya incurrido en renuencia a la contestación de la petición.

Por otro lado, el senador Cepeda  explicó que dicho Tribunal no tuvo en cuenta las diferencias que existen respecto al quórum y las mayorías exigidas para la aprobación de los proyectos en los términos del artículo 375 de la Constitución Política de Colombia.

También dijo que, en este caso, se desplazó al Congreso de la República quien es el órgano que tiene asignada la competencia de reformar la Constitución y se les dio esa potestad a los jueces, por lo que rechazó dicha actuación. Aseguró que su misión está en defender la autoridad de la entidad que representa.

En las dos impugnaciones, tanto la acción de cumplimiento como la de la tutela, el Senado de la República argumentó la inconveniencia de que “a través de actuaciones judiciales, se busque auspiciar la intervención de los jueces en los procesos legislativos de reforma a la Constitución, desplazando de ese modo al Congreso”.

La discusión

El Gobierno radicó en el Congreso el proyecto de reforma constitucional a cargo de la implementación del acuerdo para crear 16 circunscripciones especiales de paz en la Cámara en los periodos 2018 – 2022 y 2022 – 2026, que les darían cabida a representantes de sectores sociales en las regiones del país que más se han visto afectadas por el conflicto armado.

No obstante desde un principio en la discusión de este proyecto fueron reiteradas las críticas y los temores de varios parlamentarios porque consideraron que estos escaños podrían terminar en manos de las Farc. También se dijo que no había garantías de seguridad para hacer elecciones  en esas zonas, en donde hacen presencia bandas criminales, narcotraficantes, disidencias de las Farc y en algunos casos la guerrilla del Eln.

Finalmente el proyecto se pudo destrabar cuando se aprobó que esas curules fueran ocupadas únicamente por las víctimas.

La conciliación fue aprobada por la plenaria de la Cámara de Representantes, no obstante la suerte de la iniciativa cambió en la plenaria del Senado de la República, cuando el informe de conciliación del proyecto no alcanzó los 51 votos necesarios para ser aprobado.

A los pocos días, la conciliación de la iniciativa fue nuevamente puesta a consideración de la plenaria del Senado a pesar de que varios partidos como el uribismo, sectores conservadores, de Cambio Radical y de La U insistieron en que la iniciativa se había hundido y era un imposible legal y constitucional resucitarla.

Sin embargo, el Gobierno y la mesa directiva indicaron que no era así y procedieron a someter el informe de conciliación de nuevo a votación. Y ahí fue Troya. Sólo obtuvo 50 votos por el Sí y 7 por el No. Fue claro que el uribismo no votó, en tanto que la bancada de Cambio Radical lo hizo en contra y los conservadores, en su gran mayoría, también se fueron por el No o se salieron del recinto.

Tan pronto como terminó la votación, tanto el secretario del Senado, Gregorio Eljach, como el presidente del Senado, Efraín Cepeda, indicaron que al no alcanzar los 51 votos, el acto legislativo se había hundido.

Sin embargo, esa reacción no detuvo al Gobierno. El ministro del Interior, Guillermo Rivera, radicó una carta ante la Secretaría del Senado en la que explicaba  que, interpretando el artículo 117 del Reglamento del Congreso, la mayoría absoluta en el Senado es de 50, teniendo en cuenta que en la actualidad hay 99 senadores. Como se sabe hay tres curules vacías: Martín Morales (capturado por parapolítica), Bernardo Elías y Musa Besaile, por los escándalos de Odebrecht y el ‘cartel de la toga’.

 

Salida

El senador Cepeda indicó que es “amigo del proceso de paz” y que no es su propósito “desconocer los derechos de las víctimas o entrabar los desarrollos normativos de los Acuerdos de Paz”, sino que se respete la decisión de archivo de esta iniciativa de reforma constitucional tomada por el Senado el pasado 30 de noviembre.

 Por ello anunció que convocará en los próximos días a la comisión accidental que ha revisado esta polémica iniciativa para plantear una fórmula que permita dar representación a las víctimas del conflicto en la Cámara de Representantes, a más tardar en diciembre de este año.

 “Hago un llamado al Ministro del Interior y al Gobierno Nacional, y decirles que voy a convocar en los próximos días la comisión accidental que se conformó para darle una salida a este tema y buscar una fórmula para que las víctimas estén representadas en la Cámara”, indicó Cepeda Sarabia.

 

 

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

El Nuevo Siglo en Facebook