APROVECHAR MINI BONANZA DEL BRENT
Ganancias para Colombia por alza de crudo

Foto archivo AFP
Con el crudo a US$70 las finanzas nacionales se ven beneficiadas. La economía podría mejorar su rendimiento y es el instante para intensificar la exploración y la explotación. Empresarios piden controlar terrorismo

_____________
 

El petróleo de referencia Brent de referencia para Colombia alcanzó cifras que no se veían desde el 2014, al llegar a una cotización de US$70 el barril.

Según los expertos, la caída de los inventarios en Estados Unidos y la tensión política en Irán, junto a los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, están disparando los precios del crudo.

Se trata de un aumento del 4,19% en lo que corrido del año, y un ascenso del 55% desde los mínimos de junio del pasado.

La última vez que el crudo estuvo en esta cotización fue en diciembre de 2014.

El Brent, que es el punto de referencia internacional para los precios del petróleo, subió a US$70,05, tocando su nivel más alto.

Por su parte, la referencia WTI, en Texas, rompió al alza los US$64 por barril, también por primera vez desde diciembre de 2014.

 

Antídoto para el pesimismo

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, recordó lo que representa para la economía colombiana, el repunte en los altos precios internacionales del petróleo.

Lo hizo en su cuenta de Twitter, tras señalar que esto es un “antídoto para el pesimismo. Cada dólar de incremento en el precio del petróleo representa un año después ingresos fiscales por $350 mil millones. Mayores precios hoy mejoran escenarios fiscales 2019”.

Explicó que el crudo colombiano se referencia al Brent. Hace unos años el diferencial era de US$9 a US$10 por debajo. Ahora hemos logrado reducir el diferencial a US$6 a US$7 por barril. Esa gestión comercial ha sido fundamental para mejorar resultados Ecopetrol.

En el programa fiscal para 2018 se tiene contemplado un precio de US$55 por barril, lo que hace que el diferencial con el precio actual favorezca los ingresos de la Nación.

En 2014 cuando se produjo la caída en los precios internacionales del crudo, la renta petrolera colombiana se vio altamente afectada. El valor de las exportaciones se fue al piso, cayendo casi en 50% según las estadísticas oficiales.

Gracias a los altos precios del petróleo en el mercado internacional, el sector significó 23% de los ingresos fiscales del país e hizo que muchas empresas y ciudadanos, a través de estos ingresos, no tuvieran que pagar más impuestos, señala un documento de la Asociación Colombiana del Petróleo.

 

Precios al alza

Un documento del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, señala que el precio del petróleo creció 23,5% interanual en el acumulado enero-noviembre de 2017. Tras haber experimentado una fuerte recuperación en el primer cuatrimestre, la cotización del crudo se estabilizó hacia mediados de año, pero volvió a repuntar a partir de agosto.

En la coyuntura más reciente influyeron varios factores: un repunte de la demanda, en particular de China que aumentó sus reservas estratégicas; la reducción de inventarios excedentes en varios países como consecuencia de los recortes de la OPEP y de las perspectivas de extensión de las restricciones de la oferta; y, por último, el efecto alcista de los conflictos geopolíticos en Oriente Medio.

A pesar del sólido impulso positivo de los precios observado a lo largo de 2017, la cotización del petróleo se encuentra aún por debajo del máximo previo al derrumbe de 2014.

El ministro de Minas y Energía, Germán Arce ha sostenido en diversas ocasiones que “la industria petrolera entra en un periodo de recuperación gracias a los mejores precios en los mercados internacionales, pero también porque las empresas ahora están más fortalecidas por los planes de ahorro y eficiencias emprendidos en los últimos años para hacerle frente a la coyuntura”, señaló.

Arce sostuvo que aunque los precios han mostrado una recuperación y estabilización no se puede decir que se ha regresado a ese periodo de bonanza. Sin embargo, enfatizó que “las condiciones están dadas para incrementar la exploración y la producción de crudo en el país, sin renunciar a la disciplina de capital y el camino de las eficiencias”.

 

Aprovechar momento

Para el rector de la Universidad del Rosario, José Manuel Restrepo, el precio que ha alcanzado el petróleo en el mercado internacional hay que aprovecharlo, es un momento bueno pues suman ingresos para la economía, es posible crecer más, pero hay factores que pueden hacer caer en la incertidumbre.

El primero es hasta cuando es sostenible este precio y segundo que rumbo puede tomar Estados Unidos y Europa, luego de que pase la emergencia climática que ha originado el invierno.

Ahora bien hay un punto importante, los países de la OPEP buscarán recuperar las pérdidas que tuvieron cuando el precio del crudo de desplomó.

Este comportamiento de los costos del petróleo ya ha venido teniendo un efecto en la economía colombiana. A noviembre las exportaciones del hidrocarburo jalonaron las ventas externas del país e impactaron en un 20%.

Para el académico, es el momento en que las empresas que trabajan en Colombia aumenten su ritmo de exploración y explotación para aprovechar los precios favorables que se tienen en el mercado internacional.

 

Control al terrorismo

Pero ante este momento de euforia que se vive por el alza constante y sostenida del crudo en el mercado internacional, a nivel Colombia las cosas son bien distintas.

Los atentados contra la infraestructura de transporte de petróleo en el país se recrudecieron por los atentados del Ejército de Liberación Nacional, Eln, contra los oleoductos Caño Limón-Coveñas y Cusiana-Cupiagua.

Para la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleo, Acipet, “todo lo que signifique problemas para la viabilidad de las operaciones, reflejado en atentados, secuestro, extorsiones, paros, bloqueos, generan gran incertidumbre en el sector y sobre todo, como nunca antes, se ha empezado a generar a nivel internacional una percepción de inestabilidad sobre Colombia”, indicó el presidente del gremio Julio César Vera.

Según la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, "estas acciones violentas ocasionan daños graves, y muchas veces irreversibles, en los ecosistemas del país y afectan la seguridad de los trabajadores y de las comunidades aledañas a las operaciones de la industria”.

Síganos en nuestras redes sociales:

elnuevosiglo en Instagram

@Elnuevosiglo en Twitter

El Nuevo Siglo en Facebook