Alerta por contrabando de útiles escolares

Foto archivo AFP

Las autoridades aduaneras del país alertaron a los colombianos, especialmente a los padres de familia para evitar adquirir útiles escolares de contrabando.

Según la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, se ha detectado una proliferación del contrabando de útiles escolares por esta época del año. Un buen porcentaje de estos elementos son de origen asiático e ingresan por las fronteras colombianas.

Para el director de la seccional de Aduana de Bogotá, Luis Carlos Quevedo, los útiles de contrabando, “provienen de diversos orígenes, dependiendo de las zonas del país, podemos encontrar mucha afectación en zonas de frontera, pero para el caso específico de Bogotá, sí tenemos ingreso de productos de origen asiático, no quiere decir que todo lo que provenga de estas latitudes tenga algún incumplimiento, pero sí hemos descubierto algunas inconsistencias en estos productos”.

Dijo que los productos que más entran ilegalmente al país son cuadernos, borradores, lápices, lapiceros, marcadores, etc.

“Muchos de estos artículos llegan falseando el origen con el objeto de obtener un beneficio de aquellos de los que se pueden aprovechar de los tratados de Libre Comercio que ha celebrado Colombia con estas naciones“, indicó el director seccional de aduanas de Bogotá.

Así mismo, el funcionario pidió a los colombianos no comprar estos elementos que en muchos casos son mucho más baratos, pero no vienen en buen estado.

Según la DIAN y la Policía Fiscal y Aduanera, Polfa, el año pasado decomisaron mercancías de contrabando por más de $35 mil millones que pretendían ser comercializadas en Bogotá.

Los productos más contrabandeados son entre otros, prendas de vestir, confecciones, calzado, y ahora en la temporada de principio de año, los útiles escolares.

 

Recomendaciones

Ante esta situación las autoridades señalaron que para evitar problemas y adquirir los útiles de buen a calidad y con garantías es importante que los padres de familia acudan a los sitios conocidos como papelerías o ferias escolares.

Quevedo, dijo que el comprador debe exigir del vendedor una factura por los elementos comprados, con fin de tener una garantía en caso de que los productos no ofrezcan la calidad, además de que es una prueba de que ese comerciante cumple con todos los requisitos de legalidad para ejercer su labor.

En recientes operativos en el noroccidente del país la Polfa y la DIAN incautaron contrabando por $60 millones. En el alijo incautado procedente de China y Corea no contaban con la documentación que confirmara su legalidad, se encontraban 5.700 unidades de textos escolares, que quedaron a órdenes de las autoridades al no haber soporte de legalidad por parque de quienes comercializaban con estos productos. En los operativos se materializaron cuatro actas de aprehensión.

Quevedo señaló que las sanciones que pueden tener las personas a las cuales se les hizo el decomiso van desde perder totalmente la mercancía, estar sindicados por contrabando o una pérdida de los bienes que estén relacionados con el uso o la explotación de estos productos irregularmente introducidos al territorio nacional.

La DIAN, señaló que los artículos que más ingresan por contrabando al país son: calzado, textiles, confecciones y dependiendo la temporada elementos como útiles escolares teniendo en cuenta el inicio de año.

El funcionario sostuvo que la DIAN continuará con sus acciones en todo el país para evitar la entrada y venta de productos escolares de contrabando.