EN ESTE AÑO YA DEJÓ DE SANCIONAR NORMA SOBRE HONORARIOS DE EDILES
Santos objetó reforma a la Ley de Donación de Órganos

Foto archivo El Nuevo Siglo

Por considerar que es un retroceso a la norma vigente sobre donación de órganos, el presidente Santos objetó el proyecto de ley que aprobó el Congreso de la República para que los donantes manifiesten esa intención al momento de sacar su cédula de ciudadanía o pase de conducción.

Es el segundo proyecto de ley aprobado por el Congreso, que envió para la firma, que el Jefe de Estado objeta en lo poco corrido de este año, pues ya se había negado a sancionar la iniciativa para que todos los ediles del país reciban honorarios, beneficio del que solo gozan algunos de estos servidores públicos en Bogotá y un puñado de ciudades.

Como consecuencia el proyecto de reforma a la Ley de Órganos (Ley 1805 de 2016), de autoría del senador Efraín Cepeda, volverá al Congreso de la República para que estudie las objeciones presidenciales, y si las atiende haga los ajustes necesarios o si ratifica el texto aprobado pase a la Corte Constitucional para que ésta tome la última decisión.

El Gobierno argumentó para objetar el proyecto que reforma la Ley de Órganos que “se convierte en un retroceso para la actual Ley de Órganos”, que estableció la presunción de donación.

En este sentido, el Ejecutivo señaló que “cuando una disposición legal contenga una medida regresiva debe presumirse su inconstitucionalidad”.

La iniciativa

El proyecto señala que las personas podrán manifestar a la hora de sacar la cédula de ciudadanía o el pase de conducción su intención de donar sus órganos. De esta forma serán incluidos automáticamente en la lista de donantes.

De acuerdo con el proyecto, el articulo 1 reza que la Registraduría Nacional del Estado Civil y el Ministerio de Transporte "deberán incluir dentro del formulario de solicitud correspondiente" (de expedición de cédula o licencia) una opción para que las personas manifiesten "de manera expresa" su deseo de ser o no donante.

Cabe resaltar que esa voluntad expresa de la persona "solo puede ser revocada por ella misma y no podrá ser sustituida después de su muerte por sus familiares".

 

El congresista explicó que esta ley nace "del deseo de mejorarles la calidad de vida a los colombianos y de salvar vidas. No solamente se refiere a donación de órganos como los riñones, pulmones, corazón sino de tejidos, como la córnea, la piel en el caso de las quemados".

"Hay colombianos esperando órganos hace años y tienen que acudir a centros de diálisis, someterse a ese procedimiento varias horas durante varios días a la semana. Eso no es calidad de vida, la salud se va deteriorando", precisó.

Con respecto a la protección de los órganos, tejidos y células que sean extraídos, el artículo 5 del proyecto de ley objetado estipula: "El Gobierno nacional deberá asegurar la cadena de custodia de los órganos, tejidos y células desde el momento de su extracción, en todo el territorio nacional".

El parlamentario reconoció la reciente Ley 1805 de 2016 autoría del representante Rodrigo Lara que reglamenta la presunción de donante de los colombianos y explicó: "Nuestro proyecto busca alimentar la base de datos del Registro Nacional de donantes de órganos y tejidos".

Uno de los puntos clave que destacó Cepeda del contenido normativo es que con esta ley se podrán "minimizar los costos de evaluación de idoneidad de los presuntos donantes y agilizar los procesos de identificación de donantes aptos".

 

El proyecto, que fue aprobado en Comisiones de Senado y Cámara,  entró en conciliación en ambas cámaras por los cambios que se hicieron en su texto original en el curso de los debates.

Los principales argumentos esbozados en la exposición de motivos por parte del autor del proyecto se pueden resumir en las siguientes premisas: en Colombia existen 10,2 donantes por cada millón de habitantes, en España son cerca de 40 donantes por cada millón de habitantes y Estados Unidos 26 donantes por cada millón de habitantes.

Para el momento de la presentación del proyecto de ley, en la ciudad de Bogotá, 1.245 personas estaban a la espera de una donación de órgano o tejido. En la capital del país, el promedio de edad de quienes esperan una donación es de 43 años y la mayoría son de estratos 2 y 3.

Cada mes entran a la lista de espera unas 42 personas en promedio. El 7,6% de quienes están en lista de espera son niños. La mitad de los pacientes en lista de espera fallecen por escasez de donantes. En el año 2012, solo 321 personas se recuperaron gracias a la decisión de algunas personas de donar sus órganos.