EXPROCURADOR JAIME BERNAL DIJO QUE HAY QUE GENERAR CONFIANZA
Piden que Gobierno y Eln hagan concesiones

Foto Agence France Press

Implicaría la liberación de los secuestrados y que de forma simultánea el Ejecutivo conceda los indultos a que se comprometió

EL NUEVO SIGLO: ¿Qué expectativas tiene de la reunión este jueves en Quito entre el Gobierno y el Eln para analizar posibilidades de desentrabar el proceso?

JAIME BERNAL CUÉLLAR: Creo que es una necesidad de que el Ejército de Liberación Nacional comprenda que debe incorporarse al proceso de paz porque el proceso de paz con las Farc ha logrado cierto adelantamiento, ciertos beneficios para los desmovilizados y ciertas garantías, que ellos deben aprovechar porque son garantías que coinciden con su pretensiones. Me parece así mismo que cebe arrancar por hechos humanitarios entregar a las personas secuestradas porque es una muestra del propósito de paz. Cualquiera que sea el número de secuestrados, eso produce una reacción de la sociedad en contra de este grupo porque siguen manteniendo la comisión de un delito de secuestro cuando se está hablando de paz en Colombia. 

ENS: ¿Cómo flexibilizar las posturas de las partes para poder por fin iniciar la negociación? ¿El Gobierno exige la liberación de Odín Sánchez y el Eln pide que primero se indulte a dos de sus hombres?

JBC: Creería que si se puede llegar a un punto de abrir la mesa de negociación, poner un lapso supremamente corto, de horas por decirlo así, y que se cumplan las dos condiciones de manera simultánea, de una parte en la devolución de los secuestrados, y de otra parte la concesión de beneficios para unas dos o tres personas que han solicitado por haber realizado delitos políticos. Hay que buscar una simultaneidad a muy corto plazo, casi que sería la inauguración de la mesa de negociación, y no esperar que el uno cumpla para luego dar tantos días para que se cumpla de la otra parte. Sino que instalada la mesa se den una prórroga de un día, dos días, para que simultáneamente se produzcan los dos actos que serían la muestra de confianza, porque estos procesos solo funcionan en la medida de que hay confianza entre las partes, y una manera de demostrarlo es que quizá la simultaneidad de las dos condiciones que se han propuesto por parte del Gobierno y por parte del Ejército de Liberación Nacional.  

ENS: ¿Cree que el acuerdo con las Farc servirá de base para facilitar la negociación con el Eln o son tantas las diferencias entre estas organizaciones que obligan a que la discusión con los ‘elenos’ tenga unas condiciones únicas?

JBC: Sí hay unas diferencias porque es que la forma de organización del Ejército de Liberación Nacional es un poco diferente a las Farc. Pero me parece que las partes deberían emplear quizá otras metodologías, unas propuestas escritas, concretas de una y otra parte para efectos de reducir al máximo la discusión. Este grupo lo conozco y si bien hace propuestas, también busca dilatar en el tiempo las discusiones, los detalles y demás, y eso necesariamente alarga cualquier proceso de paz. La otra ventaja es que hay puntos sobre los cuales creería que no vale la pena seguir abriendo discusiones. Por ejemplo, la participación en política ya hay un acuerdo con las Farc, acuerdo que puede aplicar al Ejército de Liberación Nacional. Entonces hay un camino recorrido y hay una necesidad tanto para el Gobierno como para el Ejército de Liberación Nacional e impulsar los acuerdos con este grupo para poder construir una paz integral en Colombia. 

ENS: ¿Cree que el gobierno Santos logrará cerrar la negociación con el Eln o esa tarea le quedaría al próximo presidente?

JBC: Quisiera ser verdaderamente optimista, soy una de las personas que se la jugaría todo por la paz, y me parece que si se logra una metodología que evite prolongar las discusiones, insisto es un grupo que dilata mucho con argumentaciones, dilata mucho las decisiones, las consultas y demás, si se logra una metodología en que los voceros que van allí como representantes del Ejército de Liberación tengan la facultad decisoria y no necesariamente hacer consultas internas sucesivas, me parece que quizá se lograría en el tiempo que le queda al señor presidente Santos para efectos de culminar su periodo ojalá estructurada la paz en Colombia, porque el posconflicto ya se empezó, va a ser una cosa difícil, hay cambios sociales, políticos y económicos.