TRAS ACEPTAR CARGOS POR EL CRIMEN DE YULIANA SAMBONÍ
29 de marzo se sabrá pena máxima a Uribe Noguera

Foto El Nuevo Siglo - Juan Sebastián Cuellar

La condena que le será impuesta a Rafael Uribe Noguera, que estaría entre 50 y 60 años, por el rapto, violación y asesinato de la niña indígena Yuliana Samboní el pasado 4 de diciembre, se conocerá el 29 de marzo.

Así quedó establecido luego de la diligencia judicial que se cumplió ayer y a la que el procesado acudió de manera virtual, por los riesgos que implicaba su traslado desde la cárcel La Picota, al sur de la ciudad, hasta el complejo de Paloquemao.

Como estaba previsto, la audiencia comenzó sobre las tres de la tarde en el juzgado 35 de conocimiento y a la misma concurrieron los familiares de la menor, entre ellos su progenitora, Nelly Muñoz, quien sufrió varios ataques nerviosos cuando escuchaba la acusación de la Fiscalía contra Uribe Noguera, por lo que la impartidora de justicia tuvo que suspender la diligencia en un par de ocasiones.

La mujer, quien tiene siete meses de embarazo y su condición de salud se complicó con el asesinato de su hija de 7 años, tuvo que ser sacada con asistencia médica del complejo judicial.

Uribe Noguera aceptó los delitos de secuestro simple, acceso carnal y feminicidio agravado ante el juzgado 35 de conocimiento.

En desarrollo de la audiencia, a la cual Uribe Noguera asistió por videoconferencia, el procesado pidió perdón a la familia de Yuliana y a la sociedad por el asesinato de la pequeña.

Sin embargo, la Fiscalía reiteró la solicitud para que se condene al arquitecto a 60 años de prisión.

El arquitecto también solicitó que las próximas audiencias continúen adelantándose por video conferencia, al señalar que no desea asistir a los juzgados de Paloquemao.

La juez 35 penal de conocimiento avaló la aceptación de cargos y fijo para el 29 de marzo el monto de la condena al arquitecto que rodea los 60 años.

Mientras que la Fiscalía alista el escrito de acusación a los hermanos Francisco y Catalina Uribe, tiene 90 días para pedir la audiencia de juicio por el favorecimiento en el secuestro de la menor, ellos por su parte tienen el país por cárcel, es decir no pueden salir sin permiso judicial.

Además, ayer la Secretaría de la Mujer designó una nueva abogada para la mamá de la menor y su hermana de 3 años de edad. Se trata de la jurista Viviana Benavides Herrera, quien estará al frente representando a esta familia en las diferentes audiencias que se lleven a cabo por el caso de Yuliana.

Para la diligencia judicial, el ente acusador recaudó 57 pruebas documentales, 20 testimonios y 30 informes de criminalística en donde se explica la forma en la que Uribe Noguera secuestró en el barrio Bosque Calderón, torturó y asesinó a la niña de siete años de edad el pasado 4 de diciembre, en el edificio Equus 66.

Para esta diligencia, la defensa del arquitecto desestimó apelar la medida de aseguramiento que pesa en su contra, y que lo mantiene recluido en la cárcel La Picota de Bogotá.

Al no apelar la medida de aseguramiento en centro carcelario que le fue impuesta por el Juzgado 79 de Control de Garantías de Bogotá, el pasado 7 de diciembre, Uribe Noguera no podría quedar en libertad o adquirir algún beneficio como la detención domiciliaria.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía, el domingo 4 de diciembre la menor fue raptada en una camioneta, frente a su casa en la localidad de Chapinero. El ente acusador asegura tener videos en los que se ve el automóvil, que sería conducido por el arquitecto.

En la noche del mismo domingo la Policía encontró a la menor muerta en el edificio Equus 66, en un apartamento que estaba a nombre de Uribe Noguera, en el barrio Nueva Granada. Sin embargo, el hombre no fue encontrado allí, dado que estaba recluido en la Clínica Navarra, llevado por su hermano, el abogado Francisco Uribe.

Según la Fiscalía, Uribe Noguera habría consumido una alta cantidad de drogas y alcohol, al parecer, tras cometer el asesinato y con el fin de ser internado en un centro clínico, para no ser llevado ante las autoridades.

Inicialmente, Uribe Noguera se declaró inocente de los delitos de feminicidio agravado, secuestro simple, y acceso carnal violento, que le fueron imputados, pero posteriormente aceptó su responsabilidad en los hechos.

¿Pruebas?

Foto El Nuevo Siglo

En el marco del juicio, Miguel Ramírez, abogado de la familia del vigilante Fernando Merchán, solicitó a la juez 35 de conocimiento que le permitiera estar presente en la acusación a Urbe Noguera por la muerte de Yuliana.

Según explicó el jurista, quería verificar cuáles eran las pruebas que iba presentar la Fiscalía contra el fallecido vigilante y que supuestamente lo relaciona con la muerte de la menor.

Ramírez añadió que para ellos es clave confirmar si existe el video en el que supuestamente el arquitecto y Merchán sostienen una conversación el día de los hechos. “Vamos a ver si existen los videos del señor Merchán en los que dicen que se trasladó al piso 6, o al sótano. En esta audiencia la Fiscalía descubrirá todos los elementos de prueba a la defensa y vamos a escuchar si las pruebas que se dice que se tienen contra el señor Merchán existen”, aseguró.

Finalmente, el abogado señaló que aún no conoce en cuál proceso penal van a constituirse como intervinientes, debido a que están las investigaciones por el suicidio del vigilante, y el proceso a Francisco y Catalina Uribe Noguera por favorecimiento.

“En este momento no hemos pedido constituirnos como víctimas porque aún no sabemos si vamos a estar en el proceso por el suicidio o en el proceso contra los hermanos Francisco y Catalina Uribe”, señaló.

Ahora solo queda esperar que el 29 de marzo se lleve a cabo la audiencia en la que el juez dictará sentencia. Se espera que sea la máxima como lo solicitó la Fiscalía, es decir 60 años. Hoy, el arquitecto tiene 38 años.