FUE SECUESTRADO EN LA NOCHE DEL MARTES
Defensoría condena asesinato de líder campesino de Carepa

Un líder campesino y militante de izquierda fue asesinado por desconocidos en el noroeste de Colombia, cerca de donde se agrupa la guerrilla FARC previo a su concentración para el desarme tras firmar la paz con el gobierno, informaron este miércoles autoridades.

"Condenamos enfáticamente y nuevamente el asesinato" de José Yimer Cartagena Úsuga, vicepresidente de la Asociación Campesina del Alto Sinú (Asodecas), ocurrida en el municipio de Carepa, departamento de Antioquia, dijo el defensor del Pueblo, Carlos Negret, en un audio enviado a periodistas.

Cartagena Úsuga, de 30 años, también era líder del movimiento izquierdista Marcha Patriótica y su cadáver fue hallado este miércoles en Carepa, municipio al que se dirigía por tierra desde la vereda Saisa, en el departamento de Córdoba (norte), vecino de Antioquia.

"No puede existir una persona más en Colombia asesinada por razones políticas (...) basta ya con la muerte de líderes sociales y defensores de derechos humanos", añadió Negret.

La oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos cifró en 52 el número de líderes populares asesinados en ese país durante 2016, en su último reporte de noviembre.

Cartagena Úsuga fue raptado la noche del martes en la vía entre la vereda El Cerro y el casco urbano de Carepa, en un punto conocido como La Petrolera, por desconocidos que se movilizaban en una camioneta, indicó Marcha Patriótica en un comunicado.

"Presumimos que fueron grupos de extrema derecha (...) que en esta región son particularmente fuertes", dijo por su parte a AFP David Flórez, vocero de la organización, que en 2016 reportó el asesinato de 127 de sus militantes.

Flórez afirmó que desconoce si Cartagena Úsuga tenía amenazas en su contra, aunque aseguró que su colectividad ha denunciado la presencia de bandas criminales de origen paramilitar en la zona.

El asesinato ocurrió en un lugar aledaño a Dabeiba (Antioquia), una de las 26 zonas donde las Farc  se agrupan previo a dejar las armas y dar el paso a la vida civil, tras firmar en noviembre un histórico acuerdo para superar 52 años de conflicto armado.