30 DE ENERO SE HARÁ LA PRIMERA MESA TEMÁTICA
Reforma a la Justicia entregarán conservadores

Foto archivo El Nuevo Siglo

El senador Hernán Andrade explicó que el encargado de la Reforma será el senador Eduardo Enríquez Maya, pero el objetivo es adoptar una iniciativa consensuada con todos los operadores. Vistazo EL NUEVO SIGLO

 

Los conservadores alistan una propuesta de Reforma a la Justicia que será presentada a finales de este mes. El tema lo viene trabajando el senador Eduardo Enríquez Maya por encargo del presidente del Partido, el senador Hernán Andrade.

El congresista nariñense explicó la misión que le fue encomendada. “Creo que para una reforma a la administración de Justicia, hay que consensuar un proyecto con todos los operadores de la misma, hacer una mesa de concertación nacional por la justicia con los señores magistrados de las altas Cortes, con el Consejo Superior de la Judicatura, con el colegio de jueces y fiscales, con la academia, por supuesto liderada esa reforma por el Gobierno y por el Congreso”.

Los temas

Señaló el parlamentario que “los temas son múltiples, pero hay que empezar por uno urgente, el ajuste que hay que hacer al sistema penal acusatorio. Hoy más o menos debe tener el señor fiscal unas 100 mil audiencias preparadas, sin poder dar salida a las mismas, hoy el principio de oportunidad no es un principio rector que ayude como herramienta fundamental para lograr la eficiencia en la administración de Justicia”.

Agregó de la misma manera Enríquez Maya que “así como también hay que revisar el tema de las audiencias, muchas audiencias en el sistema penal acusatorio, y claro que hay que preparar a los operadores de la Fiscalía General de la Nación para adoptar una cultura que se ponga a tono con  los sistemas modernos de administración. De lo contrario seguimos con la congestión, y la congestión es sinónimo de impunidad, como estos temas y otros más son los que hay que analizar más temprano que nunca, para que Colombia tenga un sistema judicial fuerte”.

Indicó el Senador  que lo más importante es mirar los sistemas procesales que realmente no es lo mejor en Colombia. “Una justicia que no tenga celeridad es una justicia llamada a fracasar y por consecuencia se pierde la fe en la sociedad”, sostuvo.

A su vez, varios legisladores de la colectividad opinaron de lo que debe ser la propuesta del conservatismo. El senador Juan Diego Gómez manifestó que “sobre ese tema ya viene trabajando el Congreso de la República. Como conservadores aspiramos a hacer un planteamiento serio de fondo en esa materia y estaremos de la mano de los integrantes de la Comisión Primera, los senadores Hernán Andrade, Eduardo Enríquez Maya y el senador Roberto Gerlein”.

El congresista Efraín Cepeda aseguró también que “no quiero profundizar en la materia, porque cualquier concepto que uno exprese anterior a ese debate interno del Partido, sino consultas al poder judicial, a las Cortes, poner el termómetro en la ciudadanía. Pero si hay un tema en que coincidimos todos es darle mayor agilidad a la Justicia y esto finalmente se reduce en recursos, porque para darle agilidad necesitamos más jueces, y para más jueces se necesita un mayor presupuesto, esa es la piedra angular”.

Celeridad

Reconoció que se deben mirar temas como la competencia de la Corte Constitucional. El representante a la Cámara Juan Carlos García, de la Comisión Primera, señaló que “creo que es necesario y justo, debe ser una reforma estructural, hay que retomar lo que se ha venido trabajando y estudiando en otras fallidas reformas y tratar de poderle brindar ante todo la celeridad y acceso a la Justicia al ciudadano, en eso se deben ahondar los esfuerzos”.

Expresó también que “le tiene que garantizar confianza al ciudadano, celeridad al ciudadano y que se pueda modernizar la justicia”.

Sobre el tema, el senador Juan Manuel Corzo dijo que “la verdad es que aquí se debe trabajar mucho sobre todos los poderes públicos, no sobre uno solo. Realmente el equilibrio de poderes no se pareció en nada al primero que se presentó en el Congreso, pero esa idea hay que continuarla y ajustar algunos mecanismos de las diferentes ramas del poder”.

Cronograma

Entre tanto el presidente del Partido Conservador Hernán Andrade, sostuvo que ya se tiene un cronograma, “arrancamos el 19 de enero con unas mesas temáticas en el Partido sobre salud, el 26 un foro agropecuario, el 30 de enero justicia y después entraremos en el tema ambiental anticorrupción, para ver si de aquí al 15 de marzo tenemos una agenda legislativa, y que vengamos con proyectos grandes”.

Señaló que “la tarea de Justicia la tiene  el senador Eduardo Enríquez Maya, un jurista connotado, él me dirá si a quienes invitamos serán mesas pequeñas y de allí surgirán ideas”.      

 

A menos de dos meses de lograr en la Corte Constitucional el hundimiento de la médula de la reforma de equilibrio de poderes -que según los analistas era el mayor avance en la corrección de algunos de los más graves vicios en el Poder Judicial-, las cabezas de esa rama se reunieron el lunes con Gobierno y Congreso para anunciar una nueva reforma.

 

EL PRESIDENTE del Partido Conservador, Hernán Andrade, sostuvo que ya se tiene un cronograma, “arrancamos el 19 de enero con unas mesas temáticas”./ENS

 

RECUADRO

Otros acuerdos

En una iniciativa denominada ‘Misión justicia’ en la que están los presidentes de las altas Cortes, los sindicatos de la rama, el presidente del Congreso y el Gobierno, a través del ministro de Justicia, Jorge Londoño, debe ser presentada en marzo.

Esta sería al menos la sexta iniciativa en el mismo sentido en la última década. Las dos que han llegado más lejos, ambas en el gobierno Santos, causaron una férrea oposición de la cúpula de la justicia, al punto que la demanda que tumbó el Tribunal de Aforados, que reemplazaba a la cuestionada Comisión de Acusación de la Cámara, fue presentada por el exfiscal Eduardo Montealegre cuando aún estaba en funciones.

Y en las audiencias públicas en la Corte Constitucional, las cabezas de la Corte Suprema, el Consejo de Estado y la Judicatura pidieron públicamente la inexequibilidad del acto legislativo.

Al final, por razones de fondo, la Corte revivió la cuestionada Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura y mantuvo la Comisión de Acusación como el juez de los altos magistrados y el fiscal. La reforma establecía no solo un nuevo tribunal, sino que contemplaba mecanismos que garantizaban un mayor control sobre los dignatarios judiciales.

Según un acta de acuerdo, se abrirán “espacios de reflexión” sobre “las contingencias que presenta la administración de justicia, como son la tutela judicial efectiva, la celeridad y eficacia del servicio de justicia, el Gobierno y la administración de la rama judicial, la independencia y autonomía presupuestal, la acción de tutela, el control disciplinario para los magistrados de altas Cortes y la elaboración y ejecución del Plan Decenal”.