ESTE MIÉRCOLES
Caso Yuliana: juicio a Rafael Uribe Noguera será virtual

Foto archivo El Nuevo Siglo

El inicio de uno de los juegos que más interés ha despertado en el país, el de Rafael Uribe Noguera, por el rapto, violación y asesinato de la niña Yuliana Samboní comienza este miércoles, pero el acusado no estará en el juzgado 35 de conocimiento, sino que comparecerá de manera virtual, por razones de seguridad.

La acusación se adelantará por video conferencia desde la cárcel La Picota, con lo que se evitará su traslado hasta Paloquemao y el consecuente dispositivo de seguridad que implica para el Inpec.

Como se recordará, luego de ser capturado en una clínica al norte de Bogotá y al ingreso al complejo judicial, el arquitecto estuvo a punto de ser agredido.

Uribe Noguera afronta un proceso penal por los delitos de feminicidio agravado, secuestro simple y acceso carnal, por la muerte de la niña de 7 años.

El juicio iniciará a las 3:00 de la tarde y la defensa solicitó adelantarlo de manera virtual, por teleconferencia y de esta forma cumplir con el compromiso de asistencia sin el riesgo de una agresión contra el único capturado en este caso.

La Fiscalía llevará más de 100 pruebas que argumentan el llamado a juicio y la responsabilidad de Rafael en el crimen, suficiente como para motivarlo a que la mejor opción es aceptar su responsabilidad.

Uribe Noguera no tendrá ningún tipo de beneficio judicial aunque en la diligencia judicial decida aceptar cargos. La condena a la que se enfrentaría sería la más alta contemplada en el derecho penal, 60 años de prisión.

“Estamos frente a un concurso de delitos y según el Código Penal se aumenta la pena hasta el doble del delito a imponer más grave y en este caso es el de feminicidio que cubre una pena de hasta los 50 años de prisión, pero como son más de tres delitos la pena a imponer vendría siendo de 60 años”, señaló el abogado Jaime Granados, quien explicó que “en todos los casos se agrava la pena por una circunstancia específica y es que la víctima es una menor de edad”.

Entre las pruebas recolectadas por los investigadores se encuentran los celulares del Francisco y Catalina Uribe Noguera, hermanos de Rafael Uribe Noguera.

Los teléfonos fueron entregados el pasado jueves. El 24 de diciembre el juez 28 de Control de Garantías le ordenó a la Fiscalía General devolver los teléfonos para no vulnerar el derecho a la intimidad.

Otra de las pruebas que se pidió legalizar fue el celular de Rafael Uribe para verificar los mensajes que se cruzaron los hermanos Uribe Noguera el domingo 4 de diciembre.

También se solicitó realizar un análisis links las cuales permiten mostrar el lugar en el que se encontraba cada uno el día de los hechos.

Entre los documentos que presentará la Fiscalía está el resultado del examen forense que concluyó que la muerte de Yuliana fue producto de una asfixia por estrangulamiento y sofocación, y establece que la menor fue víctima de abuso sexual.

También será presentada la minuta que realizó el vigilante del edificio Equus 66, Fernando Merchán, quien después se quitó la vida; además del recorrido que hizo Rafael Uribe en su camioneta y los videos de las cámaras de seguridad que evidencian el ingresó al apartamento con la menor; testimonios de amigos, vecinos y familiares de Uribe Noguera.

De otro lado, ayer la hijastra de Fernando Merchán, dijo que su padre fue inducido al suicidio por la presión a que fue sometido y que “al día siguiente aclaró en la indagatoria que nunca había visto a la niña pero en la empresa el supervisor le dijo que él tenía responsabilidad en lo sucedido”.

A su vez, los familiares pidieron ser llamados a declarar en desarrollo del juicio previsto contra Rafael Uribe, el confeso asesino de la menor de 7 años.